domingo, 4 de abril de 2010

Gracias

Por tus primeros pasos
apoyar tu cabeza en mi hombro
los primeros besos en el cine
la magia
la ilusión
"que ganas tenia de tocarte"
cuando me tocabas y se paraba el mundo
los besos en el coche debajo de tu casa
tu sonrisa
tu mueca de niña pequeña
desnudarme en el despacho
"que bien sabe"
ese culazo...
la pasión
tu forma de amar una sola noche
abrirme
lo irracional
la rabia
tus dos primeros mails
"ese delicioso hasta mañana"
las cañas y los cigarros liaos en los maños
nuestra primera mirada en el comedor
"¿de donde sales tu?"
"que guapo estas cuando te pones serio"
Ángel Gonzalez y Gil de Biedma
la inspiración
los poemas que quedan
los últimos versos
las ganas que tenia siempre de verte
tu nombre que movió el universo
ver la luz verde y las manchitas negras de mis ojos
mirarme así
la firma del dolor como vaticinio
"pudrete zorra"
el te quiero que no te dije
tu miedo
tu inmadurez
no saber callarte la boca para no decir nada
darme con la puerta en las narices
tu fuerza tan de mentira y débil
el placer de tu buen hacer en mi cama
el silencio que tanto te cuesta
nada
algunos gracias que no diste
la tristeza de regreso
el adiós.

8 comentarios:

Pluma Roja dijo...

¡OH! al final, gracias por el adiós...

Saludos cordiales,

Hasta pronto.

Adrisol dijo...

hermoso trovador!!!

gracias,gracias,gracias...

besosssssssssssssss otoñales

Kutxi dijo...

Buen blog, por trovador, fundamentalmente por errante.

Te sigo , prometo volver.

Un fuerte abrazo,


Kutxi.

Jose Zúñiga dijo...

Por amor, Kike, sólo por amor.
Yo lo siento así.
Abrazo fuerte.

☆Vale dijo...

triste despedida

Calipso dijo...

Bello kike, como siempre, aunque esta vez ,empañado de una languidez que me cautiva.


Un abrazo pequeño!

Begoña Leonardo dijo...

Qué sentido, qué bien escrito y descrito. Una lágrima recorre mi mejilla, es curioso, sólo un ojo me llora, el derecho...
Gracias, por un poema universal capaz de conmover a cualquiera que haya amado.

Ada dijo...

'el te quiero que no te dije' suele ser el que más duele.
Un abrazo