jueves, 15 de julio de 2010

Verano

Se acabaron los viajes
fuera de mi centro

Mantengo la actitud del loto
mientras la mar me golpea,
aceptando la naturaleza de las olas,
que van y vienen, y me llevan

Soy arena y sal, sol, agua
esa fórmula que todo lo cura

Existen también trenes y aviones
camiones, barcos, contaminación

Todo es real ahora
este potente olor y las cigarras

hasta pensar en querer ver dentro de tí
para confirmar que la única belleza
está en lo que más cuesta ver

Sólo aquí me encontrarás
envuelto en esta paz que se expande
desnudo y sonriente, como los niños
sereno y callado, caliente y mirándote

Esta debilidad por las cosas silenciosas
por la hora en la que hay menos gente

No cambio mi camino, si lo que quedó atrás

Siento como me hago más rico
a medida que necesito, y pido, menos

Celebrando este amor tan particular
que jamás encuentra lo que anda buscando.

3 comentarios:

Jose Zúñiga dijo...

Todo es silencio aquí. Todo ha quedado atrás. Sólo los cuerpos azotados por las olas viven.
Me ha hecho pensar, de nuevo.
Abrazo

Calipso dijo...

Me transmiten mucha paz tus letras, Kike, me quedo con esa sensacion.

Un abrazo tranquilo

Nares Montero dijo...

Amorcito! ¿Quien encuentra lo que busca? No hay mapa del tesoro.

Besitos verianiegos de tu niña roja.

Muuuaaaccck!
N