jueves, 10 de febrero de 2011

Volver

LLegados a este punto en que la prosa se convierte en verso. Igual que los días se convierten en uno mismo. Se siente que se anda. No hay brújula que explique que se dónde está el sur.

Sigue Drexler cantando al mismo amor que el mío. Lío tabaco natural y empiezo la segunda estrella. Casi no tengo hambre de comida. Como Paul Newman al final de el color del dinero digo: "he vuelto".

No se de dónde, pero vuelvo, y vuelvo. Y quizás excepto con según que amores, volver es bueno.

El estado de la cuestión, es que ya lo hago sin querer. Lo que siempre he querido. No lo puedo explicar, pero voy llegando. Como cuando les dejo libertad a mis pies. Ellos solos saben llegar.

Mañana te esperaré como si el tiempo no hubiese pasado. Por primera vez, después de años, prometo seguir hablando de nosotros. Con ganas. Me parece que en el último encuentro en "territorio neutral" no te hice daño. Esa será la consigna para invitarte. Como tú y yo sabemos.

Porque tú y yo podemos.

6 comentarios:

Trovator dijo...

Con las puertas abiertas, para cuando alguien vuelva no deje de entrar.

Los retornos, emocionales, mentales o físicos, acarrean un aprendizaje, por muy breve que sea. Y así nos hacemos grandes.

Grandes letras hermano trovador, un abrazo y muchas rubias!

Dama Silente dijo...

Trovador errante, la errante dama silente ha vuelto esperando poder quedarse por acá. Estaba mudándome a wordpress, pero me quedaría sin ustedes...
_____________

Amado trovator, me he quedado extasiada con la inexplicable coincidencia de leer tu comentario en esta entrada, después de que entré a un blog privado mío que hice hace 1 año y lo había cerrado... La frase del nombre del blog es esta: ME VOY DEJANDO LA PUERTA ABIERTA PARA QUE A TU VUELTA NO DEJES DE ENTRAR...

calma dijo...

No sabía que te habías ido, pero celebro que vuelvas de ese lugar que deseo no sea el de nunca jamás...genial el texto.
Beso

Ada dijo...

Las vueltas son difíciles, aunque sean reconfortantes, buscadas y deseadas, porque se vuelve con toda la carga del aprendizaje que adquirimos entonces. Suerte, mucha.
Un saludo

guisela vargas dijo...

Igual que los días se convierten en uno mismo.
muy bueno trovador, muy muy bueno

Dama Silente dijo...

Mi querido Trovador errante, aquí una entrada que deseo que leas:

http://ladamasilente.blogspot.com/2011/02/una-mujer-tomando-cafe-la-selecta-2.html

Tuyo es el crédito.