lunes, 4 de abril de 2011

José Luis Zúñiga

No se de homenajes, ni de esquelas; pero se de las lágrimas, de la amistad, de las conexiones en este mundo y de las cañas que nos tomaremos en el otro. Vete pillando los mejores garitos y pídete una que ya vengo...y encuentra toda la gloria en ese lugar. Tú me definiste de una de las mejores maneras que nadie ha sabido hacer: "Kike, el alegre trovador que tanto nos entristece". Te quiero maestro.


8 comentarios:

Begoña Leonardo dijo...

Que impacto, estoy hundida.
te abrazo hondo

ana sáenz dijo...

llegan lágrimas muy difíciles de secar

abrazos

María Socorro Luis dijo...

Te dejo también mi abrazo, Kike.

Minuet dijo...

Un abrazo fuerte

Calipso dijo...

un abrazo niño trovador, un abrazo inmenso.

dijo...

No lo creo todavía... yo le conocí en las letras, y en las letras sigue vivo... me hubiera gustado darle un abrazo.

Te mando uno fuerte desde Mx... gracias por cederle un espacio a nuestro amigo.

calma dijo...

Helada me he quedado.

Trovator dijo...

Las palabras tuyas, estas, son las que trascienden los homenajes y esquelas. Van más allá, definitivamente.

Un abrazo camarada, que de alegrías y rubias estamos acá presentes!