domingo, 12 de abril de 2009

Aniversario de colores

"No era una mirada cualquiera
...era de amar
y ella me miró de una manera...
agua de mar"
Era de amar
Jorge Drexler
Vaivén


Abrazar una fe de papeles que no se gastan. Se coleccionan en olvidadas estanterías del aire. Pasó un año, así, con invisibles cambios. A mi no me pareció tan rápido como decían Xavi y Elisa.

Primer aniversario de la casa de colores. Abro una matutina estrella a indebidas horas -a que siempre me gustó hacer las cosas a horas indebidas- de borrachos para un brindis al cielo callado. Si hermano, tienes toda la razón, me sentó bien vivir solo, le cogí todo el aire.

Tal y como acordamos, suena el fijo por la mañana. Cambio de planes -si, me apetecen-. Después del prolífico y republicano encierro, aún más. Hago caer a Xavi en la cuenta que hace justo un año, en el pasado sábado santo, hicimos lo mismo. Karma y estrellas. Lo recuerdo muy bien. Andaba comprando como un loco con su libretita verde en el Leroy Merlyn varias aparatosas cortinas y demás...y también el día andaba indeciso y variable. Otro cambio de planes. Se quedaron muchos viajes -de maletas llenas de ropa, papeles ordenaos y desordenaos y libros- pendientes. Pica pica y arroz en el Chiringuito de Garraf -que de chiringo no tiene na-. Sesión de tarot de Jodorowsky y la psicomaga Carme. Y despedida con frío hacia la primera y desnuda noche en la casa de colores -sin la bata a cuadros ni las pantuflas-. Idénticos, obstinados e iterativos fríos.

Hicimos una tradición para el sábado santo sin pretenderlo. Playa, pica pica, arroz y tirada de Carme. La historia se repite, como todas las historias.

Esta vez decidí con seguridad y ansia feroz ser la primera víctima de la dulce psicomaga. La del año pasado no me convenció, esta sí. Y me hicieron pensar en como estaba hace un año -me costó recordarlo-, pero lo conseguí, sin saber si es bueno o malo que aún me quede memoria. Casi nada cambió por fuera. Buenos y certeros pasos interiores, convencidos, valientes y maduros. La templanza y la ansiada calma.

Caracol abierto que erra con colores a la espalda. Que no erró -valiente- con mujer y tomó el as de espadas sin permitir lejanías. Poderoso y premeditadamente en desuso Rey de bastos. Al despedirme con decisión, Jose (la) me dijo:

- Que sigas disfrutando de tu tranquilidad y plenitud
- Haremos lo que podamos... ("y de tu soledad"...pensé después)

De otro regreso dulce, desde la barceloneta hasta el port olímpic, el viento de mar derrochaba sal. La olí toda, el frío y mi poca ropa ayudaban. El azul de primavera tampoco terminaba. La lluvia engañó a la contaminación como bien lo sabe hacer en las viejas ciudades de ruinas. No me multaron. A veces acierto.

La cabecita loca merodeando nuestro rincón favorito de Madrid. El alma...¡aisss el alma!...acechando felina a una mujer lejana, empeñada en que sea infructuoso el enviar y recibir.

Abro la segunda y canto con Drexler con la voz desprendiendo rubia en dos colores. Este brindis por mí y por los que estamos.

Y por que se me sigan olvidando objetos por recuperar cuando estoy con Xavi. T'estimo tant tete.

A ver si también se me olvida algo en algún rincón de Madrid.

14 comentarios:

Begoña Leonardo dijo...

Me ha gustado mucho, una mezcla inteligente de palabras que se pueden degustar, oler, y que hasta salpican si estás lo suficientemente cerca. Gracias y feliz memoria.

Jose Luis Zúñiga dijo...

A mí me ha salpicado.

Adrisol dijo...

parece que está todo solucionado con mi servidor de internet!!!!
me encanta todo lo que escribes y te agradezco tu huella en mi espacio.............

un super abrazo, amigo

Troba dijo...

Espacios que son refugios del alma.

saludos, hermano de signo!

trovador errante dijo...

Gracias a tí Begoña. Bueno que salpiquen y huelan las palabras, a falta de mar. La memoria no se pierde, pero se aprende a olvidar. Un beso.

José Luis, gracias por la empatía en cotidianas batallitas. Quizás algún día me decida a escribir una novela al uso de estos y otros días. Espero vernos por el Galileo el jueves...y compartir versos y rubias. Por cierto...ya somos 4 virgos del club de los trovadores...cuestión de estrella. Un abrazo.

Mi Adri linda sin internet...no te quiero ni imaginar..;-)...vos y yo, le pese al cable que le pese, ya tenemos nuestra particular conexión. Un abrazo enorme y soleado!

Troba, esos espacios somos nosotros, nuestros templos, orillas y cimas. Un abrazo hermano!

Ada dijo...

Podemos adormecer a la memoria, esconderla por un tiempo, hacerla burla y salir corriendo para que no nos alcance... pero la memoria, aunque nos duela, es lo único vivo y real que tenemos y no se olvida, quizá, con mucho esfuerzo aprendamos a vivir con ella.
Me encanto este 'desnudo'.
Besos

trovador errante dijo...

Hola Ada,

Bienvenida a este lugar-errante de "los que vienen y van" (ya sabes, vocación de madera).

Permíteme discrepar, lo único real que tenemos entre las manos es el presente, el arte de vivir en el aquí y ahora, cada vez que respiramos.

Coincido en que del pasado no se huye, hay que masticarlo, atragantarse, vomitarlo...y hasta quererlo...pero es pasado, conforma todo aquello que nos hizo tal y como somos ahora, todos los nutrientes y miedos. Todo cambia, la ley de la permanente impermanencia.

Verás que por acá hay bien poquita ropa, solo la justa para abrigarse.

Un placer verte por esta orilla a la deriva. De marineros y sirenas de idas y vueltas con la mar.

Un beso que se lleva la corriente

Javier Das dijo...

Gracias a ti, tío, de verdad.
A ver si puedo y me paso, sí que me apetece. Tú estás todos los días? además que el miércoles es mi cumpleaños, así que de paso lo celebramos.

Un abrazo!!

trovador errante dijo...

Javi!

Insisto...¡rebueno!...erraré acrobáticamente el jueves, viernes y sábado.

Razón de más para que la primera corra de mi cuenta pibe!!!...;-)

Nos enviamos un emilio y quedamos si te parece, ya que no pienso llevar ningún clavel ni ninguna solapa...;-)

Un abrazo!

Javier Das dijo...

Vaya!! Yo que ya me había hecho ilusiones de lo del clavel...

Bueno, entonces no llevaré yo el sombrero de copa, jajajaa

Vale, tío, nos mandamos mails y quedamos.. me viene bien el Jueves, ya que el viernes tengo cena con la family para celebrar el cumple..

Te parece bien?


Un abrazo!

Rosa Roja y ¿eres real?SI CLARO dijo...

Supongo que te resultará durante un tiempito curar heridas, pero no olvides nunca, xq formó parte de tu historia y esa historia es tuya y se convierte en palabras que brotan de tu alma...

Cicatriza las heridas, como lo haces en tu casa de colores y vive, sigue adelante, seguro que a tu alrededor tienes bálsamos que cierran heridas y si no , pues tu solo que lo haces muy bien, solo tienes que mirarte VIÉNDOTE y escucharte OYÉNDOTE, tu mismo serás el mejor bálsamo y sólo entonces tu corazón estará preparado para dar y recibir todo lo que se precie..

Muy bonito tu relato, muy sentido y además conmueve, que sepas que a mi no me ha dejado indiferente...solo tienes que leerme y te darás cuenta del xq..

Un gran abrazo sanador de viejas heridas y facilitador del éxodo de fantasmas del pasado..y se de lo que te estoy hablando...

Trovator dijo...

Recuerdos y grandes espacios interiores que uno tiene. El alma alimentada por todo aquello, la compañía, amores, desamores y aprendizaje.

Buen aniversario, muy bueno.

Un abrazo hermano trovador!

trovador errante dijo...

Javi!

Bien no, cojonudo!...te envié un emilio socio...así que el jueves night tendré dos libros de poesías de poeta y poetisa amigos, de sus manos y dedicados espero que ebrios y diciendo verdades y sonrisas!!!!

Bienvenida Rosa roja!

Gustazo leer tu comentario y tu última entrada. Tengo unas birras pendientes con el bueno de Isma.

Sanador es una palabra y una vocación preciosa. Y si, hay bálsamos fura y adentro.

Sigue errando conmigo que me gustó tu entrada a la casa de colores.

Hermano de signo, trova, rubias y muchas cosas mas!!!

Ya te dije que siempre comentas certero y que tus abrazos transpiran verdad y futuras cervezas...;-)

Ahí va otro abrazo muy fuerte!!!

Rosa Roja y ¿eres real?SI CLARO dijo...

No lo dudes, seguiré a tu lado, y para lo que necesites..compartimos sentires, emociones y formas de ver la vida...besitos de chocolate...