lunes, 28 de septiembre de 2009

Rituales


"El aire se respira
huele a tierra mojada
mi perro duerme a mis pies
el cuida de mi hogar
el tiempo se para aquí
mi amor está a punto de llegar
el tiempo se para aquí
aquí encuentro la paz
las curvas de la carretera
me invitan a viajar..."
Me enseñará
Telarañas pa' fuera
Bebe

Echar de menos. Siempre me encantó esa expresión. Esa melancolía bendita, la que no duele; te va adormeciendo, dulcemente, como una mano tierna en el pelo.

Suena Marvin Gaye, sexual healing. Huele a incienso de romero. La boca me sabe a tercer vaso de rubia. La mano derecha echa en falta un cigarro. El alma baila un slowly.

Construí algo invisible para sentirlo. Puse mucho de mi parte, para vivir así, para poder respirar.

Subo montañas, atravieso valles, cruzo ríos y huelo los pinos. Me adelanto o quedo atrás, callo en el silencio del camino. El frío de la cima. Reencuentros y risas con amigos. Invoco al sol y aparece. Las montañas vuelan para que los pies corran.

Malheridas costumbres, como la de no llamarte y pensar en tí. Me tiré de cabeza al silencio. Vivo en él, sin ropa ni trampas.

7 comentarios:

Nares Montero dijo...

Esta vez llevabas mucho tiempo silencioso y se te echaba en falta, o de menos, como más te guste.

Muchos besos.
La niña roja.

Ignacio Reiva dijo...

Trovador, tu silencio nos llena de preguntas. Un gran abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Has vuelto y yo sin enterarme. Sea en buena hora. Sí, mucho silencio, preguntas sin respuesta. Ah, la poesía.
Un abrazo.

Begoña Leonardo dijo...

Trovador querido que me ha pasado como al Zuñi, que no me he enterado y resulta que llevas aquí dos días, bueno no me flagelo de momento. Qué bonito lo que cuentas y como, me encanta. Bienvenido.

Arrumacos con cafelito.

Trovator dijo...

Haciendo caso a Aute en lo de las ropas y las trampas... y siempre con la buena rubia en la mano. El mejor ritual del alma, encontrarse solo en una introspección para ordenar a los pies la próxima pisada.

Gusto leerte nuevamente hermano, un abrazo grande y ya vamos por el quinto camión!

Adrisol dijo...

cómo no ví esta entrada???
imperdonable.........
con la falta que haces en la red!!!!!!!
me encantó..

besosssssssss y...me perdonas, no??

Calipso dijo...

El aire se respira, huele a tierra mojada, invoco al sol, y aparece silencioso en el horizonte, avanza, silencioso por mis horas, me acoge las palabras que no te llego a decir.

Bellisimas letras, y sobre todo querido trovador lo que transmites con ellas.

Dices, las montañas vuelan para que los pies corran... y mi alma vuela para que las imaginacion corra.

Un abrazo