sábado, 21 de agosto de 2010

Perdido

Cada isla
- la más minúscula -
me hace más naufrago.

El continente
no me contiene

hacerse viejo

ligero

alegremente inseguro

triste como las cuerdas deshilachadas

tan vivo
y tan apagado
débil
expirando con los ojos cerrados
volátil...

dudando del rumbo
sin quererlo
las olas no piensan adónde van
son olas

que envidia
el no tener cabeza

que te dejen morir
pudrirte en la arena
para ser playa eterna

4 comentarios:

Nares Montero dijo...

A la playa siemrpe se vuelve!

"el mar, el mar , sin cesar empezando"

o volver a vernos y abrazos!

Besos de ola
N

Jordi M.Novas dijo...

bonito poema.

Voltios dijo...

que bueno volverte a leer tras tanto tiempo sin dejarme caer por aki, y con tanta playa y arena que tanto anhelo y que no tocaré otro año más, jo. un abrazo kike.

Trovator dijo...

La arena se nos enreda y nos dice "no se irán de aquí"... Tan solo en un lugar tan lejano...distancia... quisiera estar ahí más la isla no me deja salir...

Tenemos botella y papel... escribamos ahora con la sangre de nuestro cuerpo.

Un abrazo hermano trovador!