lunes, 27 de diciembre de 2010

Los silencios que nos unen

Hay un momento en la tarde,

cuando empieza a cabalgar

en que se pueden ver flores
en pleno invierno

los silencios que nos unen

cobran tono violeta

entonces, puedes cerrar los ojos
y empezar a pasear en colores

una absoluta inmovilidad enraiza

nos traga tierra adentro

nos tocamos.

6 comentarios:

Jose Zúñiga dijo...

No sabría que decir, Kike. Bajo el agua uno acaba por desear salir a respirar.
Y abrazar a la gente que vive más o menos al día. Que el abrazo te llegue.

trovador errante dijo...

Me llega Jose, me llega!

Un abrazo fuerte maestro!

Akyaabil dijo...

vaya que conosco esos silencios. besos.

María Socorro Luis dijo...

Precioso. Ese silencio cómplice, que dice tanto...

Muxus

Nares Montero dijo...

te siento tan cerca!
muá!

Aurélia Jarry dijo...

Qué hermoso cuando el silencio consigue unir...