jueves, 20 de enero de 2011

Pequeña vida

El sereno placer de ser pequeño
de rozar la invisibilidad del alma
la dimensión real de no ser nadie
la cercanía oliendo a horizonte
sonreír como los niños viejos, sonreír...
la irresponsabilidad sumisa y madura
unas caladas de marihuana, bosanova, alas...
algunos y ningunos besos
la libertad y la soledad elegidas
no darle demasiada importancia a nada
dar todas las visas al cambio
la vocación se hace pie.

8 comentarios:

Lara dijo...

algunos y ningunos besos...

qué bueno.

Pues un beso, trovador!

Minuet dijo...

Gigante... araña el alma en momentos como hoy....

Bso

Calipso dijo...

trovador, Kike, tus palabras suenan como mimos, me gusta sentirte tan libre, tan volador.

Abrazos

ana dijo...

si al final las cosas que pensamos más insignificantes son las que les dan razón a nuestras vidas

un abrazo

Troba dijo...

Cuando uno se da cuenta que es un puntito en el universo, se da cuenta de su propia grandeza.

Un abrazo, hermano de signo.

Aurélia Jarry dijo...

La "sonrisa" tuya es... hermosa

Anónimo dijo...

Il semble que vous soyez un expert dans ce domaine, vos remarques sont tres interessantes, merci.

- Daniel

DEMOFILA dijo...

Las pequeñas cosas, esa que parecen que no significan nada, son las que nos dan la felicidad.
Contemplar un poaisaje, ver una puesta de sol, ver caer la lluvia a traves de la ventana o ponerte bajo a ella para que te moje, todas esas pequeñas cosas nos pueden dar la felicidad, y solo nos preocupamos por lo materialista, las grandes cosas que nos meten por los ojos con el consumismo, no nos damos cuenta que nunca estamos satisfechos y que eso no nos da la felicidad.
Un abrazo, bello trovador errante