lunes, 25 de junio de 2012

El secreto de la felicidad

   Otra mañana que amanezco feliz. La noche de descanso obra milagros. Todo el día por delante. Café solo con galletas y silencio. Alguna persiana que se despereza. Algún pájaro del parque también.

   La sonrisa fresca, como esta hora. Última semana de trabajo. Planes que consiguen hacer mayor esta sonrisa. Vuelve la comisura a su lugar para aterrizar en este presente sencillo, callado, con brillo en los ojos y ganas de caminar a ritmo lento. Afeitarme escuchando a Jorge Drexler y Silvio Rodriguez. Sacarme la sal de ayer con agua dulce y caliente. Todo a un ritmo extremadamente lento. Ganas de disfrutarlo todo, a cada segundo. Sentirlo todo. Seguir sonriendo.

   Para que después hablen mal de los lunes. El próximo ya perderá su nombre. Solo será un día de vacaciones. En este aún lunes valoraré tener el trabajo que tengo. Un trabajo que me hace feliz. Que me hace sentir útil. Que me hace ayudar a personas que lo necesitan. Valoraré a mis compañeros y todo lo que aprendo de ellos. Lo bien que me hacen sentir y lo bien que siempre me han tratado.

   Este último lunes valoraré respirar bien y que no me duela demasiado nada. Agradecer poder vivir en esta casa que tan bien me ha acogido y lo que hemos congeniado... con sus enormes raíces y esta vibración tan especial. Cierro los ojos y pienso en las personas que más quiero, sonrío, y les envío energía y ternura.

   Como escribía hace un tiempo, me tendría que dar -constantemente- con un canto en los dientes por todo esto que me rodea. El amor es una espiral que solo puede crecer. Y contagiarse. Vamos a contagiarlo todos hoy.




4 comentarios:

Trovator dijo...

Grande, hermano!

El secreto de la felicidad.. creo que ya empezaste con eso de la música de fondo al afeitarse.. yo hago lo propio, y sí que todo se transforma.

Que nos siga llegando aquella felicidad transformada!

Un abrazo grande, y más rubias!

Maite dijo...

Me ha encantado Kike i me sumo al esparcir de la energia!!!! un besote.

María Socorro Luis dijo...

La felicidad es una actitud. Se es feliz cuando se quiere serlo. Cuando se ha decidido.

Así que a seguir siendo feliz, Kike.

Muxumilla

Diana Álvarez dijo...

Buena manera de empezar el día y terminarlo. Lo mejor: madrugar para tener tiempo de tomar un café en la terraza con Silvio y sonreir al amanecer. Felicidad para tod@s.