viernes, 13 de marzo de 2009

Flores y versos

Sentirte como lo hacen los niños
con el alma de cántaro y mirada de perro
de sonrisa encantadora
y la luz verde del sol deseado.

Contagiar tanto bueno
para cambiar muchos mundos
conciencia tranquila del trabajo bien hecho.

No se si puedo hacer más
existen doctorados y tribunales de calle,
barrio, selva y desconocidos
que certifican vida, sentido y camino.

Regalar felicidad, alegría y futuro
de amanecer y lecho blanco que ríe
satisfecho de amor de esta manera
con lo que hay, tuve y no puedo añorar.

Sabio de cuerpo que destila endorfinas
que sabe vivir y tiene vocación fuera de lugar
que solo va a poder seguir libre sin humana medida
habitando grandes silencios que llenan vidas
retozando los días entre pureza, paz y ejemplo.

Sin parar de viajar y de querer conocer
como los curiosos ojos ávidos de más
recibir a la fuerza lo que no se puede evitar
ni rompiendo un destino.

Estallando las manos abiertas
y mostrando el corazón ajado y sano
que te enseña que el miedo no sirve para nada
aprendiendo de anónimos recetados y oportunos
que repiten y gritan de sus azares todo pasa por algo
y en esa senda estamos para mirarnos fijamente
olvidando palabras que se corrompieron
hasta dónde los cuerpos las dejaron.

Lo que tú hagas está bien
de tí no puede salir nada malo
las flores y los versos siempre son sinónimos
del mundo que no deja de hablarnos

Hay noches solo aptas para la música de las estrellas.


13 de marzo de 2009

3 comentarios:

Adrisol dijo...

bello, bellísimo, querido trovador!!!!!!!!
de tí no saldrá nada malo!!!
que tierno pensar así de alguien o de la vida misma (cómo tú dices que es tu musa).
felicitaciones, amigo
vale un abrazo y buen finde

Nares Montero dijo...

guau!

Besos de sol!

Pd: Mañana me voy de excursión! Ya te contaré, pero creo que me va a venir estupendamente.

Trovator dijo...

Hay noches para quedarse en casa, para mirar las estrellas y pala comunicarse 1000 palabras con un silencio.

Un abrazo hermano trovador!!