jueves, 20 de agosto de 2009

Casa

Fraguada de silencio que vuela
ausencia de sonido que no duele
tabaco, cerveza, emoción y frío

el mundo chico y el superior
conviven bajo el mismo techo
todas las vidas y personajes afuera
se funden en una verdad que deja tocarse

siento que tengo otro hogar muy lejos
pero mío, tan extraño como cercano

acá confabulan planetas y estrellas
mezclados y embarrados hasta los tobillos

acá me quedo, como siempre me quedaré
del mismo indiferente modo al ánimo

en casa, en todo lo que huela a familia
a tabaco, cerveza, cama y frío

tiene que ser así, esta visto para sentencia
exilio, aislamiento, excomunión y soledad
ya no cabe nada más, nada que no ocupe lugar.

3 comentarios:

Ignacio Reiva dijo...

El hogar es el lugar donde los ojos miran sin descubrir nada y así se permiten soñar. Excelentes letras amigo trovador, gracias por el placer de leerte. Un gran abrazo.

Adrisol dijo...

me encanta leerte, amigo......
gracias por estar siempre..
hacen falta tus palabras..

besossssssssss

Jose Zúñiga dijo...

Metafísico te veo... Pero en casa, como siempre, disfrutando

Abrazo.