sábado, 27 de febrero de 2010

Tarde de sabado

En la que no puedo contener todo lo que siento. Lloro viendo una película. Dejo que las lágrimas caigan. Me gusta notarlas deslizándose por las mejillas.

Estoy solo. Cuando paro mi vida. Entonces, acude un sentimiento aun por bautizar. No hay música. Ni alcohol.

Hay luna llena. Otra vez. Pero esta noche no estoy contigo. Busco otra forma de decir: pienso en ti. Pero tampoco la encuentro.


Tarde de sábado


No puedo contener
todo lo que siento.

Lloro viendo una película.
Dejo que caigan las lágrimas,
me gusta como ruedan
por mis mejillas.

Estoy solo.

Cuando se para mi vida,
acude un sentimiento
por bautizar.

No hay música,
ni alcohol.

Hay luna llena,
otra vez,
como la ultima nuestra.

Pero,
esta noche
no estoy contigo.

Busco otra forma de decir:
pienso en ti.

Pero,
tampoco la encuentro...
y pienso en ti.

14 comentarios:

Nares Montero dijo...

Has escrito y descrito palabra por palabra mi tarde de sábado, mi sábado entero.

Estoy tristona y sin ganas ni siquiera de pintarme los labios de rojo.

Así que te mando besos de compañía aunque un poco desteñidos.
N

La mirada del mono dorado dijo...

que tal estoy hoy aqui curiosenado entre tus palabras. Muy bonitas por cierto.

Aunque quizás, la culpa de todo lo tenga la pelicula. :)

Adrisol dijo...

que nostalgia,querido amigo..
tarde de sábado triste ...
daría lo que fuera por hacerte sonreír!!!!!!!

sólo tienes que decirlo...

besossssssssssssssssss

Jose Zúñiga dijo...

Lllorar a solas es jodidamente sano, ya te digo.
Este sábado no me tocó, pero sí otros muchos, creo que lo sabes.
Y qué bueno el envés prosa-verso.
Abrazo de un linático.

Sabina dijo...

si yo te dijera la coleccion de mis "tardes de sabado" muy bello y triste. bueno lo que escribes. un abrazo.

Adrisol dijo...

el sábado ya pasó.........
cómo vá el domingo???

espero que mejor!!!

un abrazo y mi compañía cerquita,cerquita..

ana sáenz dijo...

siempre hay una tarde de sábado que se escapa al entendimiento, también llegarán las tardes de sábado en que no necesites recordar

un abrazo

Ada dijo...

Ese 'pienso en ti' que a todos nos bombardea en alguna tarde de sábado, y que se queda junto a nosotros en el sofá, mirando por la ventana y arañándonos el corazón con cinco dedos que el otro día nos acariciaban. Cómo echarle de nuestro lado? Cómo, si en el fondo es una especie de pensamiento masoquista que no queremos que nos abandone.
Un abrazo

Andrea dijo...

...es real, concreto, casi contundente y sin embargo sobrevive en lo exigüo de los recuerdos.

Ahora no sé, si hablo de ti o de mi.

Un beso

Trovator dijo...

Tardes melancólicas, en las que la lluvia azota las ventanas y nuestros corazones. La música se siente sorda y el alcohol no drena el cansado corazón.

Sin embargo, hermano trovador, la lluvia se transforma en sol, la música vuelve a acariciarnos el alma y las rubias ya no se ven tan malas.

La mañana llega cargada de esperanza!

Troba dijo...

si piensas en alguien no estas solo.
un abrazo, hermano de signo.

Inuit dijo...

Hola trovador,
Muchísimas gracias por tu comentario y tu visita a Inuit. Veo que nos gusta Pedro Guerra, si te contara.
Inuits

Ignacio Reiva dijo...

Cuando nosotros no estamos porque necesitamos del otro para ser y estar, la soledad lo invade todo, lo es todo, y nosotros no estamos, y no soportamos no estar. Un gran abrazo Trovador.

☆Vale dijo...

domingo por la tarde

eso duele mas

baci