viernes, 19 de diciembre de 2008

Desde dentro de la mañana

Suena un blues.

Otro amanecer de frescor y curación. De dormir las 8 horas y sentirme bien por la mañana -como todas las mañanas-. De sonrisas silenciosas a la vida.

Apago el ordenador y me conecto. Escojo una buena barrita del incienso que me regaló Marta. Justo cuando se había acabado el que yo tenía.

Me lavo los dientes y las manos. Envío un sms mientras saboreo un caramelo de eucaliptus.

Estiro el edredón blanco de flores rojas y saco la manta verde de debajo de la cama. El cojín a juego para la espalda. La alarma puesta 63 minutos más tarde. Prendo el inciensario. Todo preparado.

Las voces arriba de mi abuelo, los ladridos de linda, y los tacones de Margarita no me impiden un buen anapana. Buena aditana, corta -aunque todas duran lo mismo-. Siento Vipassana sin querer, fluye. Como fluye la paz desde el Mettababana final.

Llevo toda la vida haciendo metta sin saber que se llamaba así...

En una semana justa volveré al Dhamma Neru, al segundo retiro. Old student.

El cuerpo me lo pide a susurros. 10 días de noble silencio. 10 días sin teléfono, ordenador, libros, escribir, música... 10 días sin tabaco, sin cerveza, sin café (uffff...), sin carne, sin consuelos, sin cantar -quizás lo que más me cuesta-, sin pensar...10 días de purificación e iluminación.

10 días conmigo, viajando hacia dentro, realizando otra operación quirúrgica, quitando capas.

Ahora, mientras espero que venga Xavi, duchón bien caliente, afeitado, cánticos quizás...baile en la ducha.

Y todo con mucha calma. Bailaré como un indio al ritmo del niño Manolico. Del último de la fila.


"Bailarás como un indio
danzas guerreras que te ayudarán
cantarás con los mirlos
tu canto no será esteril jamás.

Que tu voz
se perdío
y has de ser
tu otra vez.

Los momentos más sordos
todo ese tiempo que viví por ti
son raíces aereas
que me sostienen impidiéndome caer.

Armado mi paraguas
con balas de niebla gris
ya preparo mi arco y mi zurrón
recuerdo tus promesas como si fuese ayer
mi parte del camino la haré a pié.

Si tu voz
se perdió
volverás a ser tu.

En un bosque de risas
de cascabeles que te alegrarán
hallarás en las brisas
sonidos que te enseñen a volar.

Donde el caballo pace la hierba crece mejor
cuando la estación cambia el ave ha de volar
recuerdo las promesas que el tiempo borró
tu parte del camino la haré yo.

Paremos un momento quiero ir
la lluvia que empieza a caer
en este viernes negro ha de llover
las nubes nos consolarán.

En un bosque de risas
de cascabeles que te alegrarán
hallarás en las brisas
sonidos que te enseñen a volar.

Bailarás como un indio
danzas guerreras que te ayudarán
cantarás con los mirlos
tu canto no será esteril jamás."

Bailarás como un indio.
El último de la fila

2 comentarios:

Nares Montero dijo...

Jaja! ya me explico yo el comentario a Kika...10 días sin carne...!!! jajaja!
Quién se resiste a ese trío? jijiji!

Ya subí los torpes versos.

No desaparezco (o no mucho) sólo camino en silencio... pero arrastro los pies jeje.

Buen viaje pa dentro... se te echará de menos.
Sí quieres paramos el mundo...
sí nos dejan.

Yo tb me desperté hoy con un blues.

Besos (tres) ;)

Trovador errante dijo...

Niña Nares...y sin consuelo...;-)

Yo no, ya te lo digo. Pero invitarme antes a dos copas que soy muy tímido...;-P

Se camina muy bien en silencio, si señora, pero se te extraña.

Y no paréis el mundo...pero notaréis que desacelera quizás...;-)..."que siga el baile, siga el baile.."

Tampoco os van a dejar pararlo...y "si nos dejan...nos vamos a querer toda la vida"

Tengo ganas de leerte, en un ratín te veo...

Y "una de dos...o te llevas a este hombre...o entre los tres nos lo montamos....si puede ser..." ;-P

Besos cariñosos, simpáticos y muy divertidos (pon tú el número)