martes, 16 de diciembre de 2008

Ninguna canción

Por nosotros
la espera se viste de blanco
la albergan campos de trigo verde
la protege y encarama
el color del mar.

La libertad es
en ese momento
nuestra.

Nunca supimos mentir
cuando hablábamos de tí y de mí.

Es todo verdad
nadie ama como tu
nadie ama como yo
estamos nosotros.

Dos torbellinos en la calma
amándose
en todos los fuegos
en todas las aguas.

No habrán más palabras
ese día
dejaremos de hablar
ya no tiene sentido
este lenguaje común
encontramos el nuestro

Empezaremos a ser
lo que solo podemos ser juntos.

Nos iremos sin movernos
a todos los lugares soñados.

Somos
existimos
jamás, ni por un segundo
lo dudamos.

Y nadie podrá rimar
ni cantar
ni decir
nuestra nueva palabra
para lo que ellos
llaman amor.

16/11/2008
A la canción más bonita del mundo

5 comentarios:

Trovator dijo...

Difícil englobar todos aquellos sentimientos en una frase, en una palabra... libertad que es aprovechada mientras se pueda para verdaderamente enlazar las almas dejando de lado los entes que e encuentrar en un vaivén infinito...

Un abrazo hermano trovador!

Troba dijo...

Es que libertad
no es solamente
una palabra aguda...

Saludos, hermano de signo.

Trovador errante dijo...

¡Hermanos de signo y de música!

Hace pocos minutos, en la cama aún -envuelto quizás por la parasomnia- un abuelo de barba blanca le decía a un niño tranquilo:

"Las palabras..., algunas veces hasta me sirvieron de algo". Pensaba en alguna mujer".

...Si nuestro signo es cantar, cantémoslo todo...cantemos siempre de corazón.

Abrazos

Adrisol dijo...

hola trovador errante!!!!

por supuesto que ese día, no habrá mas palabras, sólo la libertad de estar juntos en el amor......
un abrazo, amigo

Trovador errante dijo...

Un abrazo Adriana!