miércoles, 3 de diciembre de 2008

Los niños siempre sueñan

Sentirse. Sentirse entendido. Sin juegos. Si...también me hice mayor para jugar a muchos juegos de adultos -que no lo son tanto-. Lo dice un fanático del juego, de la diversión, de la sonrisa y la carcajada, de pasarla bien, de llorar mucho. De vivir.

¿Para que jugar? ¿para qué engañarnos?

Si dos no se engañan, mal pueden tener desengaños...se acercan las rebajas de enero del niño Joaquinito. Con la crisis se adelantan...

Es fácil vivir ahora. Es más fácil para todos.

Fumo...me emborracho solo en casa con cerveza de oferta...ese también soy yo, y me gusta. Y el que no fuma, y sale a correr, y medita, respira...el místico y el mundano, el rey y el mendigo...

Es como interpretar un sueño. Todas las partes del sueño son nuestras y nosotros lo tenemos que interpretar. Que ricos los sueños.

Uno recurrente de chele era salir volando por esa terraza, la misma terraza en la cual un día me jugué la vida, la misma de la que sigo volando hacia el mundo...vuelo...

Sueño, desde niño, y hasta que me muera, en cambiar el mundo. Lo tengo soñado hoy...gracias Silvio.

Los sueños que son realidad, soñar la realidad, no los sueños, la vida es sueño real...no sueños son, ni cine...lo siento viejo Calderón y joven niño Luis..., eran otros tiempos. Tiempos, si...los que nos condujeron acá.

Predisposición a ser feliz y a hacer feliz, fácil mi niño, eres tu...

Soy incapaz de hacer infeliz, nunca me lo propuse, claro....me sale sin querer...ahora queriendo. La ayuda de la forma que sea, pero siempre vocación de hacer bien, de hacerlo bien. Todo un trabajo, que brota, que sale...fácil...ligero...durmiendo...despierto...

Y que bueno verte mi niña esta noche, al fín...déjame que te diga algo...daría mi reino, mi reina y mi caballo por tí esta noche. Solo esta noche. Mañana...ya sabes...nadie sabe.

Algunas cosas si que se de mañana, cada día más, quién seré...casi el mismo...y de mañana...certezas...sin pretender amarrar el viento...el viento es libre...como yo.

Al fín libre. Por siempre. Ese siempre es importante. Hay que dosificar los siempre y los nunca...muchas veces no son verdad.

Que nada ni nadie quite pan. El pan de los niños, nuestro pan.

El pan de los sueños reales.

6 comentarios:

Trovator dijo...

Sueños... deliciosos momentos en los que, a pesar de que el cuerpo físico este echado, se puede llegar a vivir todo lo que se desee, todo lo reprimido.. todo.

Los sueños, la realidad.. a veces hay una delgada línea que no se la ve, que se la confunde... pero está ahí.

Un abrazo hermano trovador!!

Trovador errante dijo...

Hermano, esa línea tiene que ser clara.

Partidario de realidad y de vida, de presente, de aquí y ahora, sin más...sin represión (con la menos posible), sin marcharte demasiado lejos.

Un abrazo!

Adrisol dijo...

que hermoso que es soñar!!!!!!
dónde no existen los límites y nuestro espíritu vuela por donde quiere......
gracias por compartir algo tan lindo con nosotros!!!!!!!!

un abrazo enormeeeeeee y también soy partidaria de la realidad y del presente...........

Trovador errante dijo...

Adri, amor mío, tus palabras -lo que hay delante y detrás de ellas-, siempre me animan y me confirman.

Un abrazo sin distacias

Nares Montero dijo...

Ais tu si que eres lindo!
Aunque no te comente, te leo atentamente.
Muchas gracias por tu comentario!
Muack Remuack!
Y un abrazo real y cercano a pesar de la distancia!

Trovador errante dijo...

Aiiiissss...

Nares tuya...que hoy, ahora y acá...me sentó muy bien, muy muy bien, ese muak, más aún el remuak...y el abrazo real.

Las gracias de la luna creciente en mi cercano mar