martes, 9 de diciembre de 2008

Sueño de regreso a casa

Esta noche no tengo ganas de comerte a besos.

Llegar a casa y mirarnos, comernos con los ojos tiernos, brillantes.

La sonrisa cómplice profunda.

En la casa de los colores no caben reproches ni juegos, nuestro amor lo invade todo y no deja espacio que no se echa de menos.

Tus preguntas son tan dulces, tienen el acento cálido del sur.

Nada impide que seamos nosotros, tu, yo.

Pusiste el cd de bossanova que tanto me gusta.

Llenaste mi vida de más paz de la que ya tenía.

Viniste callada, silenciosa, tan lenta... como se mueven los planetas que nos juntaron.

Clara, claro, para iluminar con tu discreta y abierta alegría a la luz que no tenía.

Sin fecha, sin datos -desnuda ya de todo-

Fue tan fácil enamorarnos, no medio tiempo alguno.

Seguimos sin tiempo, solo con espacio, dejándonos a lo que tanto esperamos y llegó.

Y no se irá, nos vamos a quedar paraditos acá.

Respirándonos y planeando futuro.

Nadie nos juzgará. Ningún río, ninguna montaña, ninguna estrella...caminamos hasta encontrarnos -nos buscábamos-, nos buscamos.

Mientras seguimos bailando pegados con el más delicado abrazo, como abraza la brisa suave de la sal.

En cada baile se acaba el mundo, como si fuera nuestro último día en la tierra.

Gastamos tan pocas palabras que todos los te quiero siguen intactos.

9 comentarios:

Nares Montero dijo...

También esto es una pequeña utopía? quizá de martes?
O quizá no.
No dejes Te quieros intactos... manosealos, estrujalos, regalalos incluso en los silencios.

Sueño besos utópicos que te regalo intactos!

Adrisol dijo...

hola trovador!!!!!!
este post también está dedicado a la vida misma????
me encantó como expresas los sentimientos,creo que ya te lo dije, no??

un abrazo argento......

Mina dijo...

No son necesarias las palabras para expresar un "te quiero", se expresa ese sentimiento con la mirada, con un beso, con esa caricia que surge mientras con cadencia compartes tu baile de amor eterno.

Es hermosa la manera en que abres tus sentimientos.
Besos y que tus días sigan llenos de ese baile pleno.

Trovador errante dijo...

Nares, prefiero llamarlo sueño o fantasía, no es imposible.

Esas dos palabras, como todas en la vida, mejor hacerlas sentir que decirlas, y si, manoseándolas, casa día.

Si las dices mucho...se gastan...si no las dices...si solo las respondes:"yo también..."...se prestan a los juegos que no quiero.

Me llegaron los besos y te envío más "manoseaos"

Trovador errante dijo...

Hola Adri!

Se está convirtiendo en tradición ver tus lindos comentarios por la mañana. Y me gustan, ya lo sabes.

Este post no da lugar a leer entrelíneas, no hay.

Un abrazo delicado para vos

Trovador errante dijo...

Mina querida, el amor se gastó de palabras, de canciones, de poesías, demasiados pensamientos que afloran...

Cuando lo tenga entre mis manos, esta vez, será silencioso y dulce, cariñoso y tranquilo, colmado de miradas y sonrisas...de muchos sentimientos y bien pocos pensamientos.

Ahora mi vida baila sola, pero baila, la quiero.

"Y sabrás que hay que seguirme o dejarme volar solo"

Besos entre murmullos de Mina

Trovator dijo...

Las miradas pueden llegar a decir mucho más que las palabras... y cuando éstas sean pronunciadas tendrán un valor mayor, más apreciado.

Un abrazo hermano trovador!

kika... dijo...

no es imposible.

creo que a mí me ocurrió.

así que es necesario tener fe.

miles de besos
K

Trovador errante dijo...

Más miradas y más esperanza, las necesito esta mañana, después de esta noche.

Gracias por estar ahí.