miércoles, 17 de diciembre de 2008

Transitando

Más vivo. Más consciente de todo. Todo.

Si mi niña, vocación de veleta amante del viento. Ya no es ni necesario para el pasaporte que poseo. Me permite fluir libre por doquier. En paises, campos, playas, ciudades, gentes...mujer. Con vistas o mirándo para dentro.

Paseos agradables, veloces dentro del ritmo lento. Pa correr ya está la brisa (Antonio Flores). Y mis zapatillas aladas con suela de monte.

Y la tercera cerveza que nunca falla. Y el último piti. Y cerrar los ojos, callarme, y sentir tus manos entre mi pelo y mi vientre.

No siempre funciona. A veces la única mano posada y caída leve en mi sexo, es la mía.

El sendero es fácil, de amigos, de abrazos, de buena vida.

Amigo que ante mi pregunta:

- ¿Es posible...?
...contesta claramente:
- Si.

Te quiero hermano, y te quiero libre.

Giras a la izquierda por otra vaguada y descubres un senderito más chico que te adentra en la realidad. Es oscuro, bien entrada la noche, y sigues caminando sin señales que conduzcan tus pasos al refugio de Morfeo.

Este camino es tímido en mostrar sus encantos -que los tiene-, te acaricia la nuca complaciente y sientes sus frías manos. Te susurra al oído, cariñosamente...que estás solo y que hace frío. Me arropo sin buscar consuelo. No ahora.

Rezo, ahora si, sin creciente, con la nueva invisible.

Te rezo de nuevo aquella vieja oración:

- Ven.

Hasta imploro:

- Corre, ven ya, te necesito.

Y en estas vislumbro una casa luminosa pero sin hogar. Clara, cobijo, pero triste. Su moradora no está. Le dejo una carta en el buzón de madera con forma de corazón. Y sigo caminando hacia el reseco árbol que me cobijó.

Ni fuerza para ver las estrellas tuve, caí, al fín.

Se despierta el día y echo a andar (Victor Manuel).

Llega una carta a mi buzón que me dice:

"Muchas gracias, muchas.
No sé qué es lo que te anuda la garganta y la noche, pero espero que pase y fluya y se convierta en algo hermoso.
Si necesitas algo, dime.
Gracias por el regalo.
Un abrazo"

Y leerla reconforta. Y hace sol y salgo al bosque de nuevo. Me compró un paquetito rojo de tabaco, una cerveza fría y me estiro al sol. Soy un corazón tendido al sol (V.Manuel).

Y por no llegar, no llega ni la querida compañía de cada día. En este conocido manzanar, los celulares no funcionan si no los enciendes. Aunque sabía que estaba sonando. Lo siento apagado, y cuando llegan mensajes acostumbro a adivinar de quién son.

Qué bien sienta siempre el sol.

Y estos cambios de hábitos que está provocando la magia, regreso a la casa de los colores y encuentro la receta mágica que necesitaba. La leo y la releo por que no me lo creo, y fe no me falta.

Y entonces...desde que llegaste vivo cantando y me paso el día bailando.

Y dejo el bosque por la amplia, confortable y rápida pista forestal. Qué bien se camina ahora, ligero, armando shows mientras corro, zorro veloz.

Y llego a otra casa, como siempre en el atardecer del otoño, plagada de niños y de esa onda que solo tienen ellos. Tempus fugit. ¿Ma dove ti porto?, anima bella.

Y ya dejé los caminos y el polvo elegido de esta tierra, vuelo por la tarde.

En la noche del nuevo sol, sentado a cubierto y escribiendote de nuevo en ese buzón en que solo apareces tu. Now, suddenly, the only one.

Y te espero mientras fumo el antepenúltimo faso y apuro la tercera birra.

Esperando las palabras que digan en tu boca lo que yo siento:

- Ven, corre libre hacia mi.



12 comentarios:

Mina dijo...

Hermoso es transitar entre tus letras impasientes que esperan a esa persona, que le llaman entre tus sensaciones y quedan selladas en el alma.

Hermoso escrito. Besos y que tengas maravillosos días

Adrisol dijo...

hermoso lo que has escrito, pero cada vez más argentino, lunfardo........querido amigo..

birra, faso !!!!!!!!!!cuando quieras los compartimos en un barcito cerca de una plaza..............
un abrazoteeeeeeeeeeeeeee

Trovador errante dijo...

Gracias Mina. La espera cada noche es más confortable, y aunque a veces ni lo parece, paciente.

El que corre ahora es el corazón con la cabeza quietecita.

Que vos también tenga maravillosos días y que brille mucho el sol por su barrio.

Besos

Trovador errante dijo...

Adriana!

Ya ves, vocación lunfarda.

Qué lindo es el lunfardo y las mezclas de almas y palabras.

Con gusto agarraba la malla y me tomaba en la pileta esa Quilmes y ese fasito en el verano del sur con vos.

En breve os visitarán dos buenos amigos con la banda del niño Joaquín, aunque no pasarán por Escobar. BB.AA., Rosario y Santa Fe si no recuerdo mal.

No se los pierdan los que puedan.

Un abrazote!

kika... dijo...

yo transito
con menos tiempo, pero sigo haciéndolo...


besos
K

Trovador errante dijo...

No dejes de hacerlo, creo que lo necesito.

Besos en tránsito

Trovator dijo...

En el transitar de los caminos uno aprende, y por muy diminuto que el sendero de la realidad parezca, siempre habrá un luz al fondo para iluminar incluso los callejones más oscuros de la vida, del alma... lindo escrito.

Un abrazo hermano trovador!

Trovador errante dijo...

Si hermano, vamos a andar...quedan muchos caminos...y muchos andados ya.

Genial la canción de Frank Delgado!!!!!...la conocía por otra vía...estoy por utilizarla como mi mensaje navideño...si es que yo hiciera esas cosas...;-)

Un fuerte abrazo!!!

Nares Montero dijo...

Tus últimas entradas me recuerdan a unos versos torpes que escribí hace no mucho tiempo... quizá no desprenden ese aire positivo y relajado que tu desprendes... yo soy algo más caótica (Caótica Nares) quizá, sí me animo, los suba al blog para que tu los leas... aunque me de algo de vergüenza...todos sentimos parecido aunque lo espresemos distinto.

Besos superlativos

Renzo dijo...

Mas errante que nunca eh?
Te acompaño en tu transitar, por lo menos con canciones de trova ...

"... sus zapatos degastados son espejo
que le queman la garganta con el sol
y a traves de su cansancio pasa un viejo
que le seca con las sombras el sudor...". Silvio.
Hasta siempre Hermano trovador.

Trovador errante dijo...

Aiss caótica Nares!!!

¿Dónde te escondiste mi niña?. Se te echa de menos cuando no estás.

Me gusta leerte, así que cuelga esos versos porfa. Los versos nunca son torpes, eso lo dicen los críticos. Lo dice la cabeza, seguro que al corazón le gusta oírlos...

Vergü...¿qué?...no te preocupes por eso...yo tengo poca de esa..., aunque sea tímido y no lo parezca...;-)

"A menudo me recuerdas a alguien" (M. Ríos).

Lo del caos es relativo. Dentro del orden hay mucha gente más perdida que marracuca.

Dentro del caos, mucha luz.

Así que brilla, desde dónde quieras. Por qué tu brillas.

Besos con forma de sol y de frustrada ubicación.

Trovador errante dijo...

Renzo!!!

Siento sus pasos acompañarme (.."y más de un paso, siento marchar conmigo").

Tenemos una maleta llena de palabras comunes que con el tiempo se convirtieron en sentimientos comunes.

A veces se erra sin errar. ¿Qué es error y que cierto?. El tiempo lo dirá.

Las sillas que impiden errar a ese viejo vagamundo...peligrosas verdad?...

Te regalo los versos de una linda trova de por acá, la niña Bebe:

"Pokito a poko entendiendo
que no vale la pena
andar por andar...
que es mejor caminar
pa ir creciendo"

Leí ayer tu última entrada...pero no te comenté...si me permites, lo hago desde acá, por discreción...

Aunque el amor cambie de forma, sigue siendo amor, no tires la toalla hermano. Siempre ansiamos lo que no tenemos, y a que querer justo a eso...a lo que tenemos.

Un abrazo muy muy fuerte y cargadito de energía para mi hermano.