viernes, 13 de febrero de 2009

Ganas

Y es que no importa que digan
que está trillado
hablar de amor
que maldigan
si no han probado
la noche en sus brazos de sol.
Brazos de sol
Alejandro Filio

Susurro sin susurro
te quiero tener a mí lado
sin escribir poesías
siéndolas.

Siéndonos

Me dices lejana que llegarás
y te creo sin esperarte
sin ternura en conserva
no puedo ser más tierno
sín tí
que contigo

Quietecito en la escalera
sin mar ni luna
sin nada
feliz

Se acerca un día
vienen llegando
solo palabras de amor
de animal silencioso.


13 de febrero de 2009
A una rubia

5 comentarios:

Nares Montero dijo...

No parecemos incluso en lo de escribir a "una rubia"! Ja!
Muack!

Troba dijo...

rubia debilidad!
como la de Filio...

Trovador errante dijo...

Si Nares...;-)

Besos parecidos

Troba: no conozco la rubia debilidad de Alejandro...si la del poeta cubano con Mayúsculas: José Martí.

Un abrazo

la rubia dijo...

quizá sea yo la rubia... quizá, nada más...

me gusta que haya vuelto el trovador tierno (el animal me gusta también, pero quizá no estoy para demasiada animalidad)...

y Trovador y Nares... gracias...

besos,
La Rubia

Trovador errante dijo...

Ay rubia mía...la pregunta no es si lo eres...es si ¿te gustaría serlo?...mi rubia callada.

Yo también pensé en escribirte anónimo...¿te he dicho lo que me gusta que te hayas adelantado?

Quizás esté escrita tu boca en la mía...

Besos preciosa