martes, 17 de febrero de 2009

Olores de amanecer

A jazmín
mi niña huele a jazmín
a mujer
y a flores del amanecer
agua de mar
aire fresco
y a sol.
A jazmín
Manolo García-García Pérez


Café molido natural 100% arábica, expresso. Tabaco natural liao, sin aditivos. Se consume la última barrita de incienso de almendras. Silencio y meditación. Los hombres rana se revelan. Cacharros de pereza. Ropa limpia amontonada por toda la casa. Estos martes cambiados por los sábados. Robar tiempo. Exprimir lo que queda de bebé en Laurita.

La primavera asomándose tímidamente, tenaz, amarilla y azul. Podar los rosales con la luna menguante. Corazón que no quiere soñar mujer en primavera. Aprendió a sentir en la tierra, sin caídas y sin altos vuelos. Caminando y planeando a ras de pino. Potencia en mis pies. Callado y feliz.

Desperezarse para que el sol suba. La liturgia de salir a correr. Cumplir los propósitos que cuelgan del imán de madeira en la nevera triste llena de cerveza verde.

Sonreir sin motivo o por todos los motivos. Sin pensar vivir. Mis amigos en su sitio. Tú buscando el tuyo. Yó sin tú en el día que no vendrás. No me suena triste.

3 comentarios:

Troba dijo...

jazmines en el pelo y rosas en la cara?

saludos!

Trovator dijo...

Levántate y huele el cafe al amanecer, date tiempo para disfrutar las pequeñas cosas de la vida. De aromas hay mucho.. de letras también.

Un abrazo hermano trovador!

Trovador errante dijo...

Si...airosa debe caminar mi flor.

Vivo en esas pequeñas cosas cada día hermanito, tengo tiempo y vida para hacerlo.

Abrazos!