domingo, 15 de febrero de 2009

Un hombre se ha perdido

Mi vida es rubia. Me como al amor.

Suena un Silvio positivo. Me canta vamos a andar.

Me encanta que Lara me lea y me comente.

Mi hierbecita dulce de rabo de nube.

Primavera próxima, la del amor más grande. Cómo gasto papeles...

Ahora solo hay agua, que no me cabe dentro.

Tenga la forma que tenga, lo derrocho.

Vivir derrochando. Un altre vegada, le robo la frase a Aina.

Mi signo es cantar Vengo del sol y al sol voy.

El corazón por vocación camina de corazón. Sabe que puede volar. ¿Qué tendrán los caminos?

Un presentimiento contigo. Un niña rubia y un niño moreno sonríen al tiempo.

Una mujer se ha perdido.

Dónde quieras que saltes o que gires, habrá un segundo mío, para que lo suspires. Es la prenda de larga soledad. Lo demás.

Una mujer hecha de kilómetros me hará saber el qué de tanto amor.

Húmedamente. Completamente. Con tal delicia. En la caricia.

Esta noche la mujer del mundo tendrá visita.

5 comentarios:

Troba dijo...

creo que deberias musicalizar tus letras...

saludos!!

Trovador errante dijo...

Solo necesito una guitarrista rubia. Gracias hermano. Un abrazo.

Rosario Troncoso dijo...

"Una mujer hecha de kilómetros me hará saber el qué de tanto amor."

Maravilloso, Trovador, maravilloso.
Una guitarrista rubia...
aquí tienes una poeta rubia, ¿te sirve?
Aunque sea rubia de mechas (mi corazón es castaño, muy del sur).
Esta rubia, tonta, y poeta, toda tuya, para compartir versos.
Un besazo compañero.

Trovator dijo...

Yo me apunto como el primer groupie de tus letras!

Un abrazo!

Trovador errante dijo...

Rubia, poeta sureña...avec plaisir mademoiselle. Tus lindas palabras se merecen un besazo con olor, calor y locura de carnaval.

Hermano, nos sigue faltando la guitarrista rubia...;-)

Un abrazo!