jueves, 8 de enero de 2009

Todos los silencios dicen

Cierro los ojos y aparecen musas que susurran a cau d'orella canciones. Luminosas y silenciosas. La vida se llena de sonrisas y dulzura.

Elegir sonreir. Elijo ser. Sentir para vivir. Vivir para sentir. A qué más.

Solo hay amor, nada más mi niña, luz y silencio. Te doy todo lo que soy. Me das todo lo que eres.

Descubrir llenito de agua que el río nunca es el mismo río. Cada vez que sacas la cabeza es otro río. El poder de ser agua. El planeta azul adoptivo es agua. Nosotros somos agua. Siempre lo cantaron los más ancianos aborígenes. Como ellos, vivo cantando canciones para todo en frecuencia libre.

Todo fluye. Sentirlo fluir. Hay que saber escuchar. Es así. Somos carne de agua, de ningún cañón que no dispare bombas de amor y flores.

Nada permanece. Los caminos nunca son los mismos. Con nieve, verdes, blancos, fáciles y claros, pedregosos y sin señales. Los pasos constantes llegan andando con su ritmo escrito y prescrito. Llegan en paz.

Perdí mi reloj y me encontré. Ya no te espero. Te necesito aquí, desnuda y sin calendarios. Nosotros ya no sabemos que es a lo que llamaron miedo humanos diccionarios. Solo sabemos de adrenalina para levantar los pies o para desaparecer. Andar o hacerse invisible.

Solo sabemos mirarnos y acariciarnos. De besos y abrazos. De suspiros, sonrisas y jadeos.

Tu y yo somos expertos en ojos. Se nos da tan bien el cariño. Nacimos para derrochar amor humano y plantar sus semillas en fértiles tierras. En otras tierras de las que nos vieron nacer.

Ay, como el agua. Sabe que quiere al manantial. Brota para dártela.

Tu conoces todos los silencios que dicen te quiero.

7 comentarios:

Adrisol dijo...

hola trovador!!!!!

que escrito tan tierno y melancólico.........hablar de los ojos, de los caminos y también me parece de la soledad!!

un abrazo, amigo

Troba dijo...

Se vé que te visitaron las musas!

saludos, hermano.

kika... dijo...

Exactamente. Las musas.

;)

besos y magia,
K

Nares Montero dijo...

Agua cuajada hoy en Madrid.
Todo un espectáculo.
Ais! que felicidad tan extraña siento. Nieve: La causalidad (que no casualidad) de la felicidad.
Beso de reina de la nieves.

Anónimo dijo...

...cuando gustas eres tierno, mamoncete...Tengo que decirte que a través de tus escritos me siento más vivo,y has conseguido que me sienta atraido por la lectura de tus andares en esta vida tan hermosa...no sé cuanto durará este privilegio puesto que la crisis me lo permite, pero espero seguir teniendo tiempo para reflexionar y absorver tan llanos y directos escritos...Hoy estoy convalesciente, me hicieron una prueba chungilla, pero al llegar a casa me diste paz y tranquilidad...lo necesitava. Grande tete....

Trovador errante dijo...

Adri, Troba: os envío abrazos que nos unen más.

Kika: espero que funcionase el ritual. A tí te envío ojos y manos.

Nares: Sigue feliz sin importar la causa. Te hago un vestido de rojo amapola para que luzcas en las nieves

Tete: t'estimo. M'agrada molt que em llegeixis i que et doni pau i t'inspiri. Crec que en breu ens veurem també per la blogosfera...;-). Un petó germanet.

Trovator dijo...

Todo fluye... nada permanece... cuán cierto... pero se le puede sacar lo mejor a todo eso que fluye, quedarse con una vasija llena de aquello que es positivo, y dejar que lo malo se vaya, que no permanezca...y que lo bueno perdure.

Un abrazo hermano trovador!