domingo, 18 de enero de 2009

Para la verdad

La parte baja de las tripas
el corazón omnipresente
por toda la piel
vivir sin piernas

La mano curando con calor
el dolor al sol

la cabeza quieta

Dejar a los pies que
se marchen latiendo
dónde quieran ir

Alas para andar
no somos pájaros ni hadas
los grilletes no impiden moverse
dejando su marca

Aventuras de manos y soles
tristeza profunda
todo junto
mis ojos te lo dicen
agitar antes de usar

No hay normas
para ser nada
ni las propias
ni para acercarme
ni para huir
ni para las dudas
ni para los besos

Sí para la verdad

18 de Enero de 2009

4 comentarios:

Adrisol dijo...

concuerdo contigo, querido amigo....
no hay normas, sólo hay para la verdad........
un abrazo y sigue escribiendo que me encanta leerte!!

Trovador errante dijo...

Gracias Adri.

El resto aburre ya. Tantas tonterías y tanta superficialidad. Tanto engaño instaurado en muchas vidas.

De ahí huyo, ya tuve bastante.

Un abrazo

Renzo dijo...

Aun la verdad no tiene normas, simplemente es verdad, completa, integra, pura, e inocua.
Saludos hermano, despues de tiempo.
Hasta siempre

Trovador errante dijo...

Un gusto volver a verte hermano.

Un abrazo!