domingo, 11 de enero de 2009

Nada más marcharte

Te eché de menos, como a las buenos amores, nada más marcharte.

Solo quedaban de tí testimoniales recuerdos. Ora distantes, ora cercanos. Hoy me dió por recordar. Extraño.

3 días de nieve me recordaron -vagamente- unos fríos que ahora abrigan al mismo corazón que congelaron. Otros santos y refrescantes calores también acudieron. Acuden.

Vuelve a pasar lo que quiero que pase. Lo deseo -me contengo- y vienen las personas que quiero que vengan. 5 mujeres amigas. Y ninguna de ellas corresponde a la época de las 4 mujeres.

Now playing música afrobrasileira que me trasporta a dulces selvas vírgenes y a blancas y solitarias playas. La mezcla de olores. No necesito casi nada más.

Mírame.

Algún día escribiré lindas historias de amor. La primera será la del único, fugaz y renovador amor y desamor. Rubia alta de ojos claros y voz con sabor a miel. El primero después del 5 de noviembre. Te quiero mi niña. Lo mejor que nos quedó de aquellos 5 días desnudos es nuestra amistad. Nos quedó una historia preciosa.

Los amores cobardes no llegan
a amores ni a historias....
se quedan allí.

Óleo de mujer con sombrero
Silvio Rodriguez

Afloran de la fresca y abandonada azotea versos que no escribo ni recuerdo.

Conecto con mi padre nutricio que envía mensajes al niño rebelde. Todos dicen lo mismo: "cuídate, respira, huele, come bien, bebe, mójate, vive..."

Cada día me parezco más al escritor que nací para ser. Corro y ando pensando palabras y versos en páginas. Hay que creerselo mi niño. Que te pillen con las manos a la masa y con carritos de helaos.

Legado de amor. Olvido de mundos pasados y perdidos.


Estaremos juntos
mientras cada minuto
que pasemos separados
sea para sufrir.

Será como el tributo a pagar
la lanzada en el costado
el camino embrozado
que hay que recorrer.

...vamos a querernos mi pequeño amor
como tú y yó sabemos
...vamos a querernos mi pequeño amor
porqué tú y yó podemos.

A veces se enciende
Como la cabeza al sombrero.
El último de la fila.

Os regalo otra del niño Lico. Como quién da un refresco. Arena en los bolsillos no tiene desperdicio.

10 comentarios:

Paola Liliana dijo...

Los amores cobardes son como los amores prohibidos. Sólo quedan los recuerdos y la inspiración para los versos....

Amor prohibido....
Abismos de recuerdos hay en mi cabeza cada que pienso en ti, Cuando tu nombre en secreto menciono todo se vuelve en trastorno pues son kilómetros los que te separan de mí.

Muy sinceras creí tus palabras al decir ya no te quiero, Nunca te quise, ¿por qué tus ojos no decían lo mismo?. ¿por qué cuando pedía estar contigo no rechazabas mi abrigo? Eran noches de frío cuando tu cuerpo era el mismo que el mío. Cuando juntos nos fundimos olvidándolo todo.
Supe que lo nuestro no era tan nuestro. Que nunca fue en vano, aunque si profano. Porque todo era prohibido.

Tú eres de alguien y ella siempre estará contigo. Sé que de mi no te acuerdas, y yo te veo en todas partes. Duele en mi consciente invocarte y en paz no vivo. Y no puedo ni siquiera mencionarte.

Llevo éste dolor hundido profundamente en mi pecho. Y aunque a veces me encuentren llorando, enjuago siempre mis lágrimas y sonrío. Nadie sabrá que por ti aún suspiro.

No puedo olvidar tu sonrisa, pues es la espina que llevo clavada en mi corazón, Grito en silencio y callo mi tormento, Desde aquel día en que nos dijimos adiós.

Desde ese día no te he vuelto a ver. Ni palabra hemos vuelto a cruzar. Hay un torbellino de confusiones, que los dos no hemos podido descifrar, cuando al fin leas esto será quizás muy tarde.

Sólo quiero que recuerdes que fuiste mi todo.

Me gusta tu blogs, a veces dificil de seguir.....

Troba dijo...

al menos tienes testigos, aparte del perro, la madrugada y el frio...
saludos, camarada!

Adrisol dijo...

melancólico trovador!!!!!!!!

hoy estamos de recuerdos y evocaciones, parece............no te estarás poniendo triste, no???

cruzá el océanos y vení a tomar una birras...querido amigo!!!!!!!

un abrazo enormeeeeeeee

Nares Montero dijo...

Que tengas una semana maravillosa!
Muack!

Pd: Un regalo...

(...)Escuchar tu risa loca
y sentir junto a mi boca,
como un fuego, tu respiración.(...)

Trovator dijo...

Recuerdos y recuentos... tal vez una mezcla peligrosa que se debe realizar, saldar cosas con uno mismo es lo más importante.

Gracias por compartir hermano, y no sólo trova, gracias

Trovador errante dijo...

Paola:

Ya te dije que esa nombre tuyo es el mismo que el de icewoman.

Recuerdos e inspiración. Hay que vivir el presente y olvidar para vivir en la realidad. Hay momentos que es dura la realidad. Al final siempre te quedas con lo bueno. Se que olvidar no es fácil, lleva su proceso. El mío por suerte finalizó.

Un beso

Trovador errante dijo...

Troba, no tengo perro. Si madrugada y testigos.

Un abrazo

Trovador errante dijo...

Adri!

No estoy triste. Aunque no es malo estarlo.

Eres la segunda mujer argentina que me dice que apunte al sur a buscar calor.

Un abrazote y tomemos las birras todo el año...;-)

Trovador errante dijo...

Nares mi niña roja,

Gracias por existir. Gracias por cruzarte en mi camino y decirme siempre palabras tan lindas.

Algún día quizás te cante uun bolero "a cau d'orella".

Me encantan tus muakas.

Trovador errante dijo...

Gracias a tí hermano, leí todos tus comentarios.

Ya saldé muchas cuentas. Trabajé duro e hice los deberes.

Ahora se camina ligero y libre como el halcón que me acompañó ayer por un rato mientras corría los montes.

Un fuerte abrazo de signo hy de corazón!