domingo, 25 de enero de 2009

Uno sueña lo que quiere

El sol sin huracán de un día fácil se puso
me queda lejos ya
Qué hacer cuando todo te queda lejos
y odias a esa puta palabra.
Ya solo se estar, sin esperar.

A todo se le coge el aire
por fuerte que sople o sin su latido
me queda el mío
esta vida que cada día se me acerca más
a la simplicidad buscada
insisto, no puede ser de otra manera
Pago su precio sonriente.

Qué decir cuando dices más callado
todo acostumbra a encajar dentro del silencio
aprendiendo a cerrar la boca sin escaparse.

A casi todos los colores de la soledad
a varios tonos de amor
a ningún cuerpo
a muchas almas.

Marchaté lejos mentira.

Seguir desprendiendo luz verde
de una u otra manera
con más o menos brillo
pero luz.

Qué bien hueles mi niña.

Ya no se lo que viene a cuento y lo que no
intuyo que todo viene a cuento
se que todo pasa por algo
que no voy por mal camino
y camino
que lo que tiene que llegar llega
lo que no, pues eso
lo acepto.

Y por desear algo
deseo mi sueño de ayer
a veces
uno sueña lo que quiere.

25 de enero de 2009

3 comentarios:

Troba dijo...

sueños predemeditados...

saludos!!

kika... dijo...

estoy viva

poquito

pero lo estoy...

Trovador errante dijo...

Troba: siempre queremos repetir los buenos sueños. Un abrazo

Kika: claro que lo estás. Ya te dije que no creo en los porcentajes. Yo sigo en algún lugar entre dejarte sola y regalarte cada día minutos de vida de 5 en 5

Besos con oxígeno