miércoles, 21 de enero de 2009

Escribir

Sin dolores de parto -que no sin oxitocina- y dispuesto a contar batallitas cotidianas de trovador, leí esto en las afinidades electivas que me colocó descolocándome:

"Escribo porque sí. Porque no me queda otra. Porque necesito ponerle palabras a mi necesidad de amor, a mis miedos, mis complejos, mis euforias, mis orgasmos, mis pasos torpes, mis buenas decisiones, mis días grises y mis noches plenas. Escribo para que me entiendan. Escribo para que me quieran intensamente. Y para que me odien, más intensamente aún. Odio las medias tintas. Y las ambigüedades. Escribo lo que quiero y como quiero. Si en algo me siento libre, es en mi poesía. Y por ahora, nadie ha venido a detenerme. Me declaro culpable de manipular las palabras, exprimiéndolas hasta el límite. Y así soy feliz."

Poética
Charo Troncoso González

Podéis echarle un vistazo y leer más en: http://elaticodelosgatos.blogspot.com/

Como esta gaditana cuando escribe, esta noche me siento feliz. Si me llega un mail, más feliz aún. No cualquier mail, claro. Sólo el tuyo. Se afina el oído ante ese pitido. Se agudiza el alma. Se afilan los colmillos del lobo. Se acelera el corazón errante. Se prepara hasta la fustración.

Deshago esencia de nube verde. Qué bien huele la casa. El nano diría aquello de Tu nombre me sabe a hierba. Abróchate el corazón que vienen curvas de amor.

Ya te dije que hay hombres que no olvidan de la noche a la mañana.

Me dejo llevar por Bossanova verde. Qué bien lo hago. Que bien huele.

Existe un hombre sin ánsias de escribir el poema más bello del mundo.

Quiere susurrártelo. Sólo a ti. Sozinho.

Como susurra mi niña Aina con su voz de 5 años a cau d'orella. Como sonríe Laurita.

Irresistible.

Hombre del mundo.

6 comentarios:

Adrisol dijo...

hola trovador!!!!!

amo a los seres que no usan medias tintas, que se juegan por lo que sienten aunque eso les traiga sinsabores.........la vida está hecha para valientes y no tibios.

un abrazo y sigue así, por supuesto

Paola Liliana dijo...

Totalmente de acuerdo. Para valientes y calientes......No soy una mujer fría trovador...todo lo contrario...

Troba dijo...

Siempre vuelves a ser el errante trovador...

saludos, camarada!

Trovador errante dijo...

Adri:

No hay otra. Jugársela. Valiente. Y ahí sigo. Cada vez con mejor ojo clínico pero sin analizar, sintiendo y viviendo. Arriesgando una y otra siempre que el cuerpo me dice: vamos. Con calma. Dando. Cruzando los dedos, confiado y mirando al cielo.

Un abrazote!!!

Paola: el calor es lo más importante. Sin él ni funciono ni soy yo. El frío me mata, me mató y resucité varias veces. Necesito calor. Y en esta onda, parece que al frío le cuesta más acercarse y a mi acercarme a él. Pasa que los calientes atraemos a los fríos y viceversa...

Troba camarada:

Qué voy a ser sino yo.

Un abrazo hermano

Rosario Troncoso dijo...

Todo un honor que menciones mi humilde nombre en tu rincón...
Todo un placer saberme respaldada por un poeta como tú...
Gracias Trovador Errante.
Espero que esto sea el principio de algo maravilloso: poéticas que se rozan, y se comprenden, enriqueciéndose de bellas palabras.
Un beso compañero! Y encantada de conocerte.

Trovador errante dijo...

El placer es mío. Soy un experto. Claro que sí Charo. Qué me gustan los inicios y las aventuras.

Gracias muy de verdad por tus cálidas y acogedoras palabras.

Un beso