lunes, 5 de enero de 2009

Aventuras cotidianas

Empiezas a escribir sin saber lo que escribirás. Me seduce sin remedio esa sensación. Es como vivir. Escribir y vivir son exáctamente lo mismo.

Nací para escribir en muros imaginarios, escribir poesías en el aire y cantar canciones medicina para quien las pueda escuchar.

Preparé un exquisito contexto propiciatorio. Una botella de rioja del 2003 que siempre me encantó, un surtido de 5 quesos con sabor a campiña francesa y a la mancha. Y pà amb tomaquet, aceite de oliva, sal y pimienta. Hoy no me apetecía con ajo.

La fórmula es embriagadora. Trocito de queso, trocito de pan y sorbito de vino. Todo junto es una orgía en el paladar. Y otro trocito de queso diferente y el mismo ritual.

Y mi padre -que tiene nombre de poeta de pueblo y de amor- Don Pablo, me dijo antes de bajarse del coche:

- ¿Te dejo algún cigarro?
- Sí!
- Y le sustraje 5 rubios del paquete rojo. Ya quedan 4.

El tábaco y mi amor hacia él. No lo puedo odiar, me encanta fumar. Y me encantan too muchas cosas que se contradicen con fumar.

Llevo dos mañanas saliendo a correr por mi adorado Garraf. Y no quiero dejar de hacerlo. Me hacen muy feliz todas esas sensaciones. Es como estar en casa. Fluir. Fluyo cuando corro por la montaña. Y como se ve el mar, el monte siempre verde todo el año, el Montseny, Montserrat, toda Barcelona...con miradas furtivas para esquivar las piedras del camino. Y la parada al lado del Olivo del castell en esa roca roja tan especial. Acá también tenemos nuestro cañón del colorado (por el color de la tierra).

Objetivo 2009: una maratón de montaña en primavera. Para eso me tengo que poner muy en forma. Y lo voy a hacer.

Siempre hice muchas cosas que en teoría no se pueden hacer juntas. Eso a la gente le descoloca mucho. A mi me encaja todo muy bien. Muy lejos de cualquier estereotipo, de cualquier boda, de cualquier tradición, afiliación, costumbre o credo que no sea el mío.

Hoy fue un día lindo. De correr con 4º al sol y bastante frío. De baño en casa de los viejos.

Les invité a comer en nuestro restaurante preferido del pueblo vecino y después "les llevé" al cine. Vimos Australia. Me encantó. Ideal en pantalla gigante y dolby sorround. Aventuras, épica, romanticismo y por supuesto lo mejor y que ya sabes: el happy end.

Y los ojos de Nicole son de otro mundo. Y el abuelo y el nieto aborigenes son impresionantes. Ideal para ver con nenes o con papis. Cuando voy solo al cine siempre voy al Verdi, cine de autor en V.O. Pero hoy estuvo genial Australia.

Que mejor noche que la víspera de Reyes para darle cancha al niño. En el cine me trasformo por completo en lo que veo. Más cine por favor.

Pensé esta mañana es escribir un ensayo informal sobre el hedonismo y epicuro. Temas que domino en la teoría filosófica y en mi piel. Otro día.

Ayer mi abuelo no durmió bien. Me contaba que soñó con la yaya Angelita y sus dos hijas desnudas. Eso le descolocó mucho. Y a mi abuela, que falleció en 2000 de un largo y agónico alzheimer poniendo en el dormitorio la mesa del comedor.

Mi tía Teresa -a la que no pude llegar a conocer en este mundo- murió cuando tenía 16 años en un accidente de coche. Mi madre tenía 25.

Cuentan que Teresa era muy diferente a mi madre, muy alegre, marchosa, moderna, divertida. Mi madre fue una joven ultratímida, ávida rata de biblioteca y muy reservada y silenciosa. Dicen que mi hermana Eva les recuerda mucho a ella. En el físico y en el carácter.

Hoy mi madre -sentada a mi lado mientras íbamos a Barcelona- se puso a llorar escuchando en la radio "Let it be".

- Esta canción me recuerda...
- (La miré diciéndole que lo sabía -aunque teóricamente no lo sabía...- pero en ese momento supe por qué lloraba)
- Era su canción preferida. La tenía grabada en un magnetofón de aquellos. Ahora ya la puedo escuchar...
- La abracé y la besé.

Me encantaría algún día y en algún lugar escucharla con mi tía Teresa. John la toca en un pequeño bar celestial solo para nosotros.

Las Navidades son muy duras cuando hay ausencias.

Ayer, de camino al OpenCor a por la birra, me crucé con Catalina, vecina de toda la vida del piso de mis padres. Sus primeras navidades sin su hijo Antonio. Su marido anda muy renqueante, tuvo una embolia hace bastantes años ya y lo tiene que cuidar. Sus ojos se emocionan.

- Lo se...
- Es lo que me ha tocado
- Hay que seguir pa' lante Catalina...no queda otra. Anda dame dos besos guapa.
- Gracias Enrique, gracias.

A los pocos minutos, desde el coche, la ví con su nieta en brazos y a las puertas de un bar rodeada de mucha familia. Y recordé a su hijo Antonio "el francés" mientras aporreaba su guitarra eléctrica y nos "deleitaba con sus acordes" a todo el patio de vecinos. Que mal tocaba el tío. Espero que siga "tocando" la guitarra eléctrica y con su vida en otro lugar. Tuvieron que ser muy duros sus últimos días. Siempre que me lo cruzaba, con la cabeza pelona ya, tenía una amplia y amigable sonrisa en la boca.

En fín, la vida.

Una vida que ahora me brilla, me siento muy bien, más yo y mas libre que nunca. Vida que me invade y me hace sonreir y cantar y bailar muy a gusto. Y me hace llorar cada día con más facilidad cuando veo el telediario.

Que bueno es llorar con facilidad y ser todo un hombre. Me siento más hombre -más hombre de verdad- que nunca. Los hombres de verdad siempre saben estar en su sitio pase lo que pase. Los hombres de verdad son duros y seguros de verdad también, no en la fachada. Algunos también sabemos ser débiles, frágiles y muy vulnerables sin dejar de ser tipos duros y sin ir de eso.

Y así es la vida y lo que se escribe.

No pararía de escribir porqué no puedo parar de vivir.

Como me gusta vivir.

16 comentarios:

Adrisol dijo...

hola querido trovador!!!!!

me deslumbra leerte palabra por palabra, en silencio y muy despacio,no las devoro, las disfruto como el mejor manjar!!!
que forma tan bella de hacer que conozcamos tu entorno, es como si hubiera estado allí en ese preciso instante..........
gracias por entrelazar cada día más esta relación a través de la red!!!!!!!
un abrazo inmensooooooooooo!!!

pd: casi me olvido........en el comentario del post anterior, me dijiste: si te contara lo del baño!!! que no me contaste..................

Trovator dijo...

Hermano trovador, nunca dejes de escribir, son palabras como las tuyas a que motivan seguir escribiendo, sin importar el tema que se tenga en la cabeza, el papel siempre tendrá espacio para nosotros y estará esperando impacientemente a que demos en él el primer trazo antes de formar siquiera una letra.

Un gran abrazo, hermano de signo

Javier Das dijo...

Con todo el corazón, muchas gracias por tus palabras. De verdad. Es curioso como en estos ocho años este día cada vez me duele menos, debe ser que nos acostumbramos realmente a todo, incluyendo lo peor. Pero hoy tu comentario me ha emocionado. Yo también levanto mi copa por él, y por ti también por haber tenido ese detalle. De verdad gracias. Un abrazo.

Trovador errante dijo...

Adri, Moni "la capi" Marplatense tenía razón cuando me decía aquello de "sos un gran narrador de cotidianedades".

Gracias por tus lindas palabras y pot tu curiosidad tan femenina.

En otro post de aire muy erótico, rayando en lo porno, quizás explique lo que pasó en esa bañera. Me tengo que animar con la literatura erótica.

Dejo un abrazo mágico de Rey mago en tu sofá.

Trovador errante dijo...

Hermano,

Me das la razón. Si lees tu comentario estás describiendo lo que es vivir.

Un abrazo de signo, de ese que "lleva el amor" que diría nuestro trova favorito.

Trovador errante dijo...

Javier,

Brindemos pues por nosotros 3 y por la vida.

A mi temprana edad me olvidé de muchas cosas ya, pero tengo mi amígdala plagada de recuerdos emocionales intacta y con el disco duro repleto de buenos recuerdos.

Esta mañana de Reyes, me acabé el queso y el rioja y volví a levantar el último culillo de vino.

Un abrazo

Troba dijo...

que bella crónica de vida y familia nos has regalado, hermano de signo!

saludos!

Trovador errante dijo...

Gracias hermano Limeño. Fundemos un "partido de sueños" todas las y los trovas del mundo y cambiemos el mundo "golpe a golpe y verso a verso".

Un abrazo blanco que aclara todos los grises

Adrisol dijo...

hola trovador!!!!!!!!

pues, anímate, hermano a escribir lo que sientes.......tengo unas páginas argentinas impresionantes para recomendarte....así te pones a tono, no??
un abrazo

kika... dijo...

... es lo mismo escribir que vivir.

Incluso en días algo complicados, quizá igual de bellos que el tuyo, pero con una belleza algo distraída...

;)

besos
magia
K

Trovador errante dijo...

Gracias Adri

Algunas he visto ya por ahí...pero no me acaban de ir demasiado. Son muy repetitivas.

A mi para ponerme no me hace falta demasiado.

Si que escribiré algo en esa línea y en prosa cuando se tercie, gracias por los ánimos.

Un abrazo

Trovador errante dijo...

Hola princesa,

A mi me cuesta escribir en esos momentos, forma parte de mi patología de ver lo positivo de la vida.

Para esos días y momentos me quedo con el calor de los amigos. No con las palabras, solo con calor real si es posible.

Un beso maga

Nares Montero dijo...

estoy por akiiiii!!!
jijiji!

Muuuuuaaaaccckkk

(me emocionó mucho este post y a mi madre tb... que fuerte que fueeeerrte... pero es que yo tb lloro con las noticias y con el diario de Patricia y con lo que me pongan por delante ultimamente)
(Ais! que yo quería guardar silencio y me está saliendo un comantario de lo más verborreico, jijiji)

Trovador errante dijo...

Aiiissss mi niña roja!!!

Aunque andes descalza y de puntillas oigo tus pasos.

¿Así que ya me has presentado a tu madre?

¿No crees que vamos muy deprisa?

ja,ja,ja!!!!!.....

No dejes de aparecer ni me seas Guadiana mi niña, tu no...

Yo también he llorado con el diario de Patricia, con los programas de la Gemio...joder mi niña...después de años sin llorar...abres el grifo y no paras...

Y llorar también de felicidad...la primavera pasada estuve todo un fín de semana seguido llorando de felicidad junto con más de 20 personas que también lloraban por la mismo...increíblemente bonita la despedida del master en "el silencio", que así se llama la casa del maastro Ramón.

Verborréica...pues anda que yo...;-)

Un besazo nada casto para tí... y uno muy casto para tu mamá...;-)...tengo mucha mano con las suegras...ja,ja,ja!!!!!

Nares Montero dijo...

No soy Guadiana. No puedo serlo, porque no soy rio. Soy manantial. Mi nombre (propio) lo indica, Hontanares: Lugar donde nacen fuentes y manantiales.
Mi grifo aún no corre pero gotea... y cada gota es de un valor INCALCULABLE. No-calculable. Sin-cálculos. Sin- piedras. Sin-obstáculos. Sin-cólicos. Sin. Miedos.
(el ríñón es el órgano de los miedos)
SIN MAL DE PIEDRAS.
Recomendación de Libro: Mal de piedras de Milena Agus.
...
En otro orden de cosas...

Suegra¿?

(Vértigo que el mundo pare, que corto se me hace el viaje... jajaja!)

Glubs!

Ay amorcito toc tac...

Besos rojos, como la vergüenza el amor y la sangre.

Trovador errante dijo...

Nares, que bonito nombre. Nunca lo había escuchado.

Los manantiales tienen vocación de fluir y crear ríos y fuentes que calman la sed.

Los riñones no sufren si se bebe mucha agua y todo fluye.

Me quedo pues con el otro orden de cosas rojas.

Y con amorcito, el vértigo y toc toc.

Besos diuréticos para tu corazón