domingo, 7 de junio de 2009

Sin explicaciones

Me aborda un sentimiento al que no quiero ponerle palabras. Por este camino todo apunta a quedarse quieto. Adentrarme en veredas vacías de gente. Moverme muy lentamente, callado como el mundo esta noche, hacia algo cercano a la purificación, al vacío.

No pediré nada. No quiero buscar. No quiero nada.

Quedarme quieto, como saben hacer algunos animales discretos. Con los ojos abiertos sin ver nada. Sin explicaciones. Suspendido en algún punto. Cruzando los brazos. Sin esperar, leve, sin peso. Como viviendo una vida que no es mía. No es de nadie.

Sin planes. Sin sueños. Sin colores. Sin adjetivos. Ahistórica.

Dejarse a esa nada que vacía el alma. Lo olvidé todo. Me olvidé de mí.

No hay palabras que decir, ni gestos. Alguna mirada serena, pueril. Alguna droga no inventada. Una canción sin música, ni letra, ni autor.

Algo parecido a la paz, al sonido del mar interior, a una brisa imperceptible. Tan próximo al final como al principio.

Hay momentos en que pierdo los códigos.

Y no tienen explicación. Ni la necesito.

7 comentarios:

Adrisol dijo...

no tengo explicaciones ni las necesito.......así debe ser, amigo.
ni tenerlas ni darlas!!!!!
el silencio..la soledad..
son estados de ánimo...................


besitosssssss,buena semana

Rosa Roja y ¿eres real?SI CLARO dijo...

KIKE!!!

SIN PALABRAS...MUDO...

SILENCIO..ssshhhh!! no digas nada, no hace falta...ssshhh!!

Mejor no pedir, lo que conviene a casa viene...siento en algún momento pedirte algo....me quedaré en silencio...no diré nada ....ssshhhh!!no te pediré nada...no quiero nada....te pido disculpas....solo quería una mano amiga...con calor....ya no más....sssshhhhh....sin venir...ni porvenir...lo que venga....sin más...

el sonido del mar interior...lup-dup....lup-dup...toc..toc..escucha???....sssshhh...no digas nada...solo siente....

Sabes que hay explicación....pero en este momento no la necesitas....

toc...toc...lup-dup....sssshhhh

Anónimo dijo...

Una mirada silenciosa des de a distància... per a tu.
Carme

salvadorpliego dijo...

No importa que se pierdan los códigos, mientras se viva a gusto, todo está bien.

Un gusto leerte.

Lara dijo...

y a pesar de todo dudo de en qué estado anímico te encontrabas cuando escribiste esto pero a mí me transmite esa paz, así que fuera coordenadas.

Ada dijo...

Los códigos deberían estar prohibídos, etiquetan los sentimientos y censuran las necesidades, las del alma, las que agrandan las venas para sentir el torrente cálido de un momento de paz, sin más.
Disfruta dela susencia de esos códigos que encarcelan, mejor con un Ribera de Duero al atardecer.
Besos

Aroa dijo...

Parece que aguantaras a que pase una 'nada' muy blanca. No dejes que se quede a vivir en tí demasiado. Y un abrazo.