viernes, 28 de noviembre de 2008

Canción de cuna para dos

Escucha la música pequeña
que lindas orejitas tienes
para escucharme mejor

Vibra de mi corazón al tuyo
sonríe con toda la dulzura
de nuestro enano mundo

Duérmete entre mis brazos
sonríes más tiernamente
mientras se cierran tus ojillos

Dormiremos juntines esta tarde
sabiendo que nada va a pasar
cuidándonos, todo nos abriga

Nos vamos a ese cielo azul
por un ratito eterno
que nos quedará siempre

Aguanto el justo ratín
para mirarte dormidita
y dormirme con tu carita

Soñaremos dulces, dulces sueños
nos calentará la misma agüilla salada
correremos los idénticos verdes

Y antes susurro en silencio
el último te quiero
de tu última sonrisa.

28/11/2008
A mi niña Laurita

10 comentarios:

CARINA dijo...

cuanta ternura junta,me alegra haberte leído...
un bneso!

Borrasca dijo...

Me quedé con las ganas de tener una hija mujer, también la hubiera llamado Laura...

Besos borrascosos

Adrisol dijo...

hola trovador!!!!!!!

hermoso poema, tan tierno y dulce como ningún otro.............
me encanta leerte, como pasas de tus cosas diarias a escribir algo tan profundo!!!!!!!!!!!

un abrazo de oso..

Mina dijo...

Derroche de ternura, sensación que llena el corazón de hermosos sentimientos al leer tu poema, bellos tus versos.

Que tu fin de semana siga entonando esa canción de cuna, saludos.

Trovador errante dijo...

Dulce amanecer lluvioso con el sabor intenso del café y de vuestros comentarios.

Ayer no puede acunar ni tener a la peque en brazos (gajes del frío invierno) ni estar con mis pibes por la tarde.

Ternura postergada que salió del deseo de todo lo que me dan.

Besos tiernos

Trovator dijo...

Ahhh eso del amor... Buen poema, conciso pero profundo. Una estupenda representación del cariño en todo su esplendor.. sin ser disfrazado por palabras rebuscadas ni demás.

Un gran saludo hermano trovador!

P.D: Ciertamente, grande Filio!! :D

Ferchuline dijo...

Lo que me costo el amor de laura diria alejandro dolina..pero en ese caso laura no era su hija..era una mujer, aunque especial para el, era como cualquier otra..en este caso es tu hija..y el amor de los hijos tambien se gana a pulso y vos con esa ternura vas por un muy buen camino amigo!!

Besotesss

Ferchuline dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Trovador errante dijo...

Gracias Trovator.

La poesía y las mujeres desnudas lucen mucho mejor.

Un fuerte abrazo hermano

Trovador errante dijo...

Ferchu, aclaro que Laurita no es mi hija, es lo más cercano que tengo a ella: mi ahijada y mi sobrina, la segunda hijita de mi única hermana, que hoy hace 7 meses y ya se come del tirón la papi de verduras y pollo. Campeona.

Mi primera descendencia será niña seguro, lo se.

Si tengo descendencia, que eso no depende solo de mí...pero creo que así será.

Más besotes