domingo, 2 de noviembre de 2008

Nada era luna ayer

Nada era luna ayer
completa de sordo vacío

Lo perfecto y la maravilla
la alegría húmeda
del sueño no vivido

dimensiones excepcionales
se pierden
en la insignificancia de todo

Rezando por lo mejor
imploré otra vez amor eterno

Cansado de ver lágrimas y derrotas
vuelves a mi pie
zapatillas ligeras y verdes
obligan a caminar

Dios baja la cabeza
cuando pasas y le miras
para verte marchar
y sonreir satisfecho

La total sincronía entre nosotros
la justicia aburrida
sola y esférica calla.

Eres mi latido dormido en un mundo superior

Mi esfuerzo en tu felicidad
no se interpone

la medida perfecta es un segundo olvidado
instantes quietos invalorables
en tu dulce balance
el dolor más iracional
en tu espera incluso piensa

Eres mi único deseo para todas las vidas

la corazón de seguir
caminos sin final

La muerte del detesto
en silencio vocal libre

Mar habladora para atentas estrellas

2/3/1997

1 comentario:

Rosa Roja y ¿eres real?SI CLARO dijo...

Vaya, si la quieres...

Dios baja la cabeza
cuando pasas y le miras
para verte marchar
y sonreir satisfecho