sábado, 29 de noviembre de 2008

Que gran sábado

Hace segundos, estaba bailando en la cocina escuchando ¿que se puede hacer con el amor?, de mi primo cubano. Daba vueltas con los brazos abiertos al cielo -al techo-, mientras la crema de calabaza se calentaba en el microondas. Me sale la felicidad por todo el cuerpo, se escapa y se propaga.

Ayer me llevé el resto de lentejas con arroz - uno de mis platos favoritos - y el resto de la crema naranja, con estas palabras a la viejita:

- Me las llevo ¿vale?...que yo les doy salida.
- LLévatelas que las lentejas (que llevo 3 días comiendo) y la crema (por el queso) se pondrán malas.

Todo sea por hacerle un favor a mi linda madre...;-)

Me siento feliz hoy, y vuelvo a la prosa vil para escribirlo. Las cosas y sensaciones buenas hay que compartirlas, con más motivo si cabe, por aquello que me decía la maestra Ana de aumentar la cuota global de felicidad del mundo.

Sábado fácil, fluido, feliz, sencillo, agradable, caluroso por dentro pese a la bajada de temperaturas, la lluvia que siempre vuelve y los cleenex, el Ilvico y el gramo de paracetamol de ayer.

Abrí el Campo viejo, rioja barato y más que digno de mi particular celebración de la pequeña vida. Más tarde le doy a la crema.

Y lo mejor es que hoy no pasó nada especial...pasó mi vida, la que yo elegí, peleé en paz, y la que tengo. Si primo, amo la arcilla que hay en mis manos...

El jueves no pude quedar con la dulce María -la única mujer que no pone celosa al resto-, una gripe intestinal quebró su estomaguito, casi su baño por la noche; y nuestro encuentro. El próximo jueves será petita. Siguen el pie el Japo de Provença y la birra el Mediterráneo de Balmes.

Mañana tampoco quedaré con Pilar, esperaremos pacientes dos findes más. Es tan buena que su último ex - el abogado-, se dió una leche con la moto y le está cuidando. Hasta hoy no sabía ni que era ex ya. Hay ganas, morena de mis entretelas.

Mañana entonces tenis de 11 a una con el tete Lluís y comida en casa de los papis a cuatro bandas, sin mi hermanita, las nenas y Robert. Celebrarán con su familia su bienvenida a mi club, el de los 36. Mi cuñao fue al cole conmigo desde los 6 añines...y deben ir ya por los 17 años juntos. Que bueno.

Y vamos al hoy, a este rico sábado.

Amanecí muy bien, como siempre, tengo esa suerte. Y dos de mis pibes tenían partido en el pueblo de al lado, lujo. Los dos Joan, benjamines ambos, con su papás. Partido entretenido, perdimos bien..., ellos eran mayores y mejores...y las lágrimas de Joan, el más peque, después de perder 12-10 en el set definitivo. Más lindo...esos ojazos azules tan claros me pierden, es un nene encantador, como todos, pero a este le tengo un cariño especial. Y en unos años, le va a dar más de una alegría al club, seguro.

Del vecino pueblo a Begues, reencuentro de la más vieja cuadrilla, promovido por el gran Paquito y la gran Nuri. 17 adultos y 6 pibes, entre ellos las mías, mi hermana y Robert. Genial, agradable, divertido, un gustazo... le decía a Nuri que hay que repetir con una sabia cadencia máxima de 3 meses...

Me alegro por los Pacos, que estén ahí tan bien y que se hayan quitao, y estén currando para que otros se quiten. Ya conocí a muchos amigos que se quitaron de eso...y algunos otros que no, puta droga y mala vida. Todo un ejemplo de que si quieres, puedes.

Y con exceso de alegría y de vino tinto de navarra..., para el club a dirigir el partido del primer equipo. Que lindo atardecer de camino manejando la nave, - no dejo de mirar al cielo, siempre, buena costumbre-.

Partidón a priori y a posteriori. Primero contra segundo de la tabla, y 4-1 para lo nuestros. Vámonos!!!...llevamos 7 de 7, líderes invictos y del tirón a primera.

Me olvidé de los virus -que no de los cleenex- por un par de horas, y estuve muy presente, empujando y aconsejando a mis chicos. Vibrando, gritando, animando, serenando...gran partido, si señores.

Cerve en "la afición" con la familia extensa y para casa.

Un gran día, sin nada especial, o con todo...fácil, tranquilo, fluido...que rica la realidad, como la quiero.

Nada me moverá de acá, de mi mismo acá -y de mi mismo allá-, de este ritmo tranquilo y pacífico, se está tan agusto.

Las cosas claras y el chocolate espeso, que para sufrir o volverme loco quizás también me hice viejo, - o ya lo viví -, o aprendí a llevar esta vida y aceptarla, a no pensar, que buena recomendación dejarse llevar y saber vivir con lo que uno tiene.

No quiero confusión ahora, ni palabras que no llegan a ningún sitio, ni yo, yo, yo...o tu , tu, tu. Siento si a alguien le pesa esta fácil felicidad, no tiene por que pesarle a nadie. A mi me alegra la felicidad ajena.

Te convido a creerme cuando digo futuro...suena de nuevo, recordándo como la cantaba andando en la bici de Moi por el malecón a primera hora de la mañana, -sin documentos-, atravesando el viento.

6 comentarios:

Adrisol dijo...

hola trovador errante!!!!!!

me gusta sentirte feliz.......y parece un domingo ocupado y entretenido!!!!!!!!!!

me alegra muchísimooooooooooo
un abrazo argentino grande grandeeee

Trovador errante dijo...

Bon dia Adri!

Los estados de ánimo vuelan en un mismo día si te dejas llevar.

Reconozco una vocación irremediable de ver el lado bueno de las cosas, esas que siempre pasan cuando pasan y pasan o no pasan por algo.

Un abrazote!

ilargizar dijo...

"Los estados de ánimo vuelan en un mismo día si te dejas llevar"

Y tanto...

Suerte de tener esa vocación, pásame un poquito de ella.

Un muxu.

Trovador errante dijo...

Aupi mi niña,

Salen para Bilbo 2 toneladas de sentimiento positivo.

Recíbelas y que te ayuden a andar y seguir destruyendo cemento.

Un petó

ilargizar dijo...

Gracias! ya se van notando.

(te he djado un mail, problemillas tecnicos con el blog, haber si me puedes ayudar)

Trovator dijo...

Días productivo!! Me agrada eso de decir lo que uno piensa y siente... y lo de la cuota de felicidad también. Esa es la felicidad que hay que mantener constante (si es que se debe)!!

Un abrazo hermano trovador!