lunes, 10 de noviembre de 2008

Hay mujeres

Ya cené. Ligero, pan con queso suave y pavo. Antaño devoraba siempre, con pasión, rápido...con ansiedad, como queriendo llenar un espacio que no se llena comiendo. Ahora saboreo, me entretengo, como menos, necesito comer menos, escucho al cuerpo e intento hacerle caso.

La nevera, ahora repleta, no me seduce esta noche. Esta mañana sí -ayer se estrellaban palomas- cuando fue colmada, que alegría verla llena. Hacía tiempo que no hacía compra grande. Me permití algún capricho, un viña pomal del 2001, un tarro de mostaza Maille a l'ancienne, una tableta de chocolate Lindt de 80% cacao, para los cafés...y el resto de cabeza a la marca blanca con nombre de terrateniente brasileiro. Es un gusto pasearse por todos los lineales del súper, con calma, mirando los precios, comparando, leyendo las etiquetas, mirando a las señoras que compran...hice una compra bastante sana, y cerveza no faltará en unos días.

Ante tal derroche (jamás me gasté tanto), me acordé, como siempre, de la gente que no puede hacerlo. Mundo injusto y mentiroso. Soñemos juntos con uno mejor, para poder construirlo. Como me dijo Ana, mi maestra, nosotros por hacerlo no nos tenemos que sentir mal, podemos contribuir a aumentar la cuota global de felicidad.

En algunos momentos de mi vida, me sentí culpable de ser feliz, de estar bien, pensando que era injusto habiendo tantos y tantos que no lo estaban. No me podía sentir feliz pensando en otros que no lo eran. Suerte de Ana, cuanto iluminó.

Os confieso sus palabras en nuestro ritual de despedida:

- Gracias Ana
- Gracias a ti
- Te quiero...(entre lágrimas)
- Sigue derrochando vida
- (la miré profundo)
- Y que la vida te de...

Nunca olvidaré esas dos frases, y sus lágrimas, nuestras lágrimas. Por suerte el ritual era de cierre de la formación, nos volveremos a ver...nos seguiremos dando.

Mañana iré a por fruta y verdura fresca. Y carne y pescado para congelar. Que buenos los principios de mes, y recuperar algo de solvencia de nuevo.

También quiero que Marta no se muera de hambre...llega el miércoles y se quedará hasta el lunes. Me apetece mucho que venga y conocernos mejor, es una linda y curiosa historia que en otro momento quizás contaré, los caminos del GR-11 son inexcrutables Playeras verdes. Qué bueno que vengas.

Pensaba en la tarde, de camino al club, en el comentario de P.v., como siempre, los mejores comentarios. Me agradan los de ánimo, los aduladores...claro...pero me quedo sin duda con estos, con los que tocan la fibra y dan en el clavo.

En unos de esos momentos de pensar en la soledad, empieza a sonar en la radio "No one" de Alicia Keys, y miro a mi derecha y en una furgoneta leo: "Trasportes Soledad". De nuevo, todo encaja.

Después con los chicos genial, que lindos son, y que bien la paso -y encima me pagan para que llene la nevera-, hasta cuando me pongo serio. Gracias peques, cada día os quiero más.

Ahora en esta noche casi no suena el viento, silba dulces y tranquilas canciones, hay que parar el oído para escucharlas.

Sonaba hace poco el "Nuevas mezclas" del último de la fila, y ese ¿Quién eres tú?...que me transporta...si la encuentro por ahí os la dejaré en la canción del día. Ahora suena Caetano Veloso, solo interrumpido recién por el ruido de la lata de cerveza -valenciana con nombre alemán- y su peculiar y refrescante sonido.

Otra forma de soledad la siento en la falta de inspiración, en el aburrimiento, en la falta de alegría. A esta paz le falta guarnición. O comprarme una tele para las noches, vaya vd. a saber...

La soledad también entendida como lo que necesitas de los demás y no tienes, lo que viene y esperas recibir de afuera -el correlato de lo que das- para enseñarte lo que no sabes, lo que no ves, o para confirmar lo que llevas muy adentro - mejor ambas-, va más allá de unimimismo.

Las mujeres y la alegría en armonía, en sabia receta.

Os entiendo tan bien, tengo esa polaridad bien trabajada. La sensible, de la intuición, la sensibilidad. Siempre anduve con mujeres, mi hermanita, estudié con mujeres, trabajé muchos años rodeado de mujeres, en la universidad, en el hospital, en el master...

Fue un gusto ir recuperando esa parte tan importate de mí, la más auténtica que fui olvidando. En estos 3 años de tanto crecimiento, tanto camino y tantas cosas, y que volvieron aquel verano -escandalosamente- en la India. Ha sido tan placentero volver a recuperarla, a recuperarme, a rescatarme de aquel hombre que era otro y que también te amo. Gracias mi niña por dejarme y dejarme volver a ser.

Esa polaridad es la que me conecta tan bien con las mujeres, la misma me hace atractivo y atrayente para mujeres con polaridad masculina. Con Xavi lo hemos hablado muchas veces, él es igual en ese aspecto y muy diferente en otros (felicita a Elisa de mi parte, que hoy es su cumple, te perdono las cerves de los lunes). Siempre me dice: eres el único tío al que llamo.

Y a mi me gustan las mujeres muy cariñosas, muy femeninas, que les gusta ser mujer hasta el final -para lo bueno y para lo malo-con esas manos largas y delicadas que te agarran el alma a través del cuerpo, sensibles, intuitivas, silenciosas, calientes, osadas y valientes con sus osadas dudas, coquetas como las niñas naturales y con poco maquillaje, que se tocan el pelo cuando disimulando saben que las miras, y que miran bien a los ojos, y te dicen "te quiero" y -se quién eres-, te conozco...en miradas que invitan, que te hacen soñar..., ¡sonreir!..., inocentes, transparentes, morbosas y viciosas -todo junto-, con las palabras justas, en silencio que lo comprende todo, y que se sienten comprendidas, sin jugar, sabiendo que sabes lo que quieren sin que lo digan...todo eso y mucho más es lo femenino.

Algunas de estas mujeres se vuelven locas por los hombres así como muy machos -y como muy cobardes por dentro-, que las hacen sufrir -que no las entienden- y que después nos lo cuentan a hombres como Xavi y como yo, que os deseamos con mucha más pasión que ellos...podemos ser amigos simplesmente...reza una bossanova por ahí. Que l'hi farem.

Hay mujeres veneno, mujeres imán, hay mujeres de fuego...y helado metal, hay mujeres consuelo, mujeres fatal, que bien sonaba en directo la canción del niño Joaquinito en la nasal voz de Sisa, en ese doble directo en, pongamos que hablo, de Madrid (Antoñito Flores, que bueno serás siempre coño). Ese tesoro de vinilo algo rallado - y viceversa-. Y hay locuras de dos, de diosa y de dios...del cubano grande.

Y yo te espero, esta y otras vidas, no me importa, se que estás escrita. Y te digo, esperando, ven, ven ya...que yo espero a que se crucen nuestras miradas, estaré atento lo juro, callado lo juro, hablando en silencio. Acércate sin miedo, yo te quiero, soy yo.

E pao, e pedra, e o fin do caminho...e un gesto de poco, un poco soasinho...una promesa de vida en el teu coraçao.

E melhor ser alegre que ser triste
alegria es a melhor cosa que existe
es asin como a lus do coraçao...

Mais pra facer una samba con bellesa
e preciso un bocado du tristesa,
sino no si fais a samba ben...



7 comentarios:

misolalli dijo...

No dejes de ser feliz por miedo a sentirte culpable.
creo que el universo nos provee a todos de todo, sólo hay que saber ver, buscar, descubrir.
yo no siento culpa por ser feliz,sí trato que el otro también lo sea, en la medida de mis posibilidades,pero culpable por quién no lo es!!!!!!!
ya te dije que me gustan tus historias cotidianas??? si, seguro que sí.
un abrazo argentinooooooooooooo

DAMA SILENTE dijo...

La culpabilidad por ser feliz... se nos cola por dentro de la piel, quizá sea esa necesitad torpe e insana de sufrir de alguna manera. Y es que, te imaginas, todos infelices por no serlo, y por serlo?? Me ha pasado, y voy corrigiendo la mala costumbre... mientras la felicidad que tengo no dependa del dolor de otro... todo bien. Lo que si me ha pasado mas, es ser de esas mujeres un poco cercanas a tu descripcion: femenina, si, intuitiva, de manos y dedos largos, cariñosa, sonriente, con lágrimas a flor de piel a veces, y con fortaleza tierna otras tantas... pero tambien voy a parar en brazos de "machos", que me dejan el alma descolorida y agotada. Muy mal tino para escoger... demasiado vulnerable o demasiado terca...
Sonreia leyendo que te gusta pasear con calma en las filas del supermercado... porque yo hago lo mismo... aunque compre tres cosas, me gusta pasear asi, me relaja...
En fin, otra pieza de cotidianidad muy muy placentera ésta.

Trovador errante dijo...

Gracias por vuestra visión.

Eran otros tiempos de más sombra, más cabeza y menos corazón.

Siendo y sintiendo buenas emociones, se contribuye a generar las mismas, en silencio, las buenas vibraciones que hace tiempo me acompañan.

Para eso, primero, tuve que conseguir mi silencio interior, las respuestas del cuerpo y del viento...la meditación fue clave.

Dama, ¿escogemos o nos escogen?. Cada uno por como somos, o mejor dicho, por como los demás se creen que somos, en función de lo transmitimos, pedimos de una u otra manera, atraemos a la otra polaridad, es de lo más humano.

Pero a escoger y a decidir se aprende. Y descubrir aquello de "dime de lo que presumes y te diré de lo que careces".

Sientan bien tus palabras Dama, y me gusta pintar una sonrisa en tu cara, esa foto, me produce tristeza, así que sonríe a la vida para que esta te sonría.

Por acá os dejo, me voy a limpiar la casita mientras escucho ese cd, con casi todas las canciones de Silvio...cantando mientras hago (bien poco) estas labores domésticas...con calma, mucha calma.

Besos agradecidos

DAMA SILENTE dijo...

Hablar de las cualidades (o defectos) que uno posee, que conforman su esencia, desde una perspectiva justa y real, carece de presunción...

Por otro lado, lo que dices de que nos escogen, eso tiene algo de cierto tambien... proyectamos cosas, y atraemos según eso.

Transparentarme en mi comentario me ha dejado un poco de incomodidad, porque no me siento muy orgullosa de no haber sabido escoger bien, o ser escogida por quienes me han dañado...

Pero bueno, no todo en mi vida ha sido malas elecciones.

Sigo disfrutando tus comentarios, y tus escritos.

Cambié la foto... iré rotando imágenes.

Anónimo dijo...

Hoooolaaaaa!! Son las 22:00. Tus dos tesorillos ya están durmiendo desde hace una media horita. Aina no quería cenar mucho, (li fa mal la panxa...)está muy guapa y con un esguince en el tobillo, leve, pero que ya se le ha curado sólo porque ya hace 15 días ( que mala madre...)nada, una vendita tobillera y una placaplaca, para verlo bien. Laurita divina, no ha querido bibi, la marranilla se tira en plancha a la tetita de mami y pasa del bibi pero duerme plácidamente, espero que hasta mañana, como casi siempre. Robert y yo ya hemos cenado, ahora tranquilitos comentando el día y en breve plisados como los roper, mu cansaítos los dos, pero tranquis, buen rollito.
Bueno tete a ver si te llega, voy a poner "puticrow" que es la palabra de la muete, anónimo y publicar. A ver si llega, voy payá.
Te quiero muchito y me gusta mucho leerte, escribes muy bien, como casi todo lo que tu haces. Ya sabes que eres mi tetito del alma..... millones de besitos y bájale voz.

Trovador errante dijo...

Dama, no te sientas incómoda, se agradece la sinceridad, sino esto no tiene sentido.

Todo lo que hicimos hecho está, no hay que darle más vueltas, vivir el presente, intentar no cometer los mismos errores, sin miedo, más sabios, conociéndonos mejor, y sabiendo que nos aguarda a la vuelta de la esquina algo bueno...pero sin pensarlo demasiado...presente, solo hay eso.

Esta foto es muy diferente a la anterior, denota algún cambio y positivo creo, es más clara, más alegre, más luminosa.

Un beso

Trovador errante dijo...

Tetita!!!!

Esta si que es una visita insigne e importante. Me gusta mucho que me leas teti, hay cosas que a veces no salen... y por acá pues ya ves...sale todo.

Eres la mejor mamá del mundo mundial, de eso no hay duda. Esas dos tesorillas han tenido mucha suerte de tener esos papás tan lindos y esta familia tan...tan...vamos, la nuestra!!!

Pásate mañana por casa y tomamos un café y te echas un pitillo "de estrangis"...;-P

Yo también me voy a dormir, le voy a dar descanso al trovador errante...que lleva toda la tarde con dolor de cabeza...dejé la casita reluciente...esto si que debería ser deporte olímpico...vaya tela!

Te quiero como a una hermana...ja,ja,ja...baja volumen, sube volumen...

Creo que ya te lo habré dicho, se lo he dicho a muchos..., pero no se que habría sido de mi vida sin tí. Que bueno que viniste a acompañarme pequeña.

Un abrazote preciosa de tu tete del alma.